Press "Enter" to skip to content

Hantavirus: la Comisión del Michel ya había advertido al municipio sobre la situación

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Desde la comisión del barrio enviaron dos notas al municipio, relatando el «estado de abandono» y la proliferación de roedores. La última, enviada en febrero, estuvo directamente dirigida al intendente Vicente Gatica.

La aparición de un caso de hantavirus en Bragado, en un joven de 13 años que estuvo en grave estado, encendió las alarmas y desató la angustia de la comunidad. Si bien el joven evolucionó favorablemente, y el municipio decidió realizar tareas de limpieza después de conocerse el caso, desde la Comisión del Barrio Michel ya habían advertido en al menos dos oportunidades al gobierno local sobre la situación.
Lo hicieron a través de distintas cartas, enviadas al director de Relaciones Institucionales, Aldo Lingieri, y la última, con fecha del 1° de febrero, al intendente Vicente Gatica. En la misiva, la Comisión relató la angustiante situación del «estado de abandono» de algunos sectores del barrio y también de la proliferación de roedores, vectores del hantavirus, a la vez que alertó a la Municipalidad que la situación había escapado del control de los vecinos.
«Un tema que nos preocupa que viene de larga data son los terrenos que pertenecen al ferrocarril, aledaños a la vía. La mantención de los terrenos pertenecientes al ferrocarril se hace históricamente hasta la calle Maestros Argentinos; desde ahí hasta el puente de la ruta 46 (que es hasta donde actualmente vive gente) no hay ningún tipo de mantenimiento. El estado de abandono se refleja en el pasto largo, la basura acumulada, vecinos que colocan chatarra, animales, leña, entre otras cosas, que no hacen a la higiene del barrio ni a la buena convivencia. La presencia de ratones es algo habitual, nos preocupa mucho y no sabemos ya cómo combatirlos», advirtió la Comisión, en la carta enviada al intendente.
«La situación de abandono y de suciedad, no solamente se reduce a los terrenos que están al costado de la vía, sino que se da en otros lugares del barrio. Algunas postales del barrio son varios terrenos baldíos abandonados (con el pasto largo, basura); ejemplos de ello los encontramos en: Maestros Argentinos y Necochea, Necochea entre Maestros Argentinos y los Sauces, los Sauces y Los tilos, Aguirre entre los Sauces y Necochea, Aníbal Troilo entre Necochea y Pringles, el espacio inmediato alrededor de la Cancha de futbol, por citar algunos casos», relata la carta.
Fuera de la cuestión de la limpieza, la Comisión también narró la problemática de la falta de iluminación en las calles del Barrio Michel. «Nos sigue preocupando el tema de la luminaria (una de las aristas que no tuvimos ningún tipo de respuesta), gran parte del alumbrado viene de larga data, lo que genera que los días de tormenta y de viento muchas calles permanezcan sin luz. En otros lugares faltan (por citar un caso, en Canaro al 2000), en otros no funcionan, y en este punto es importante aclarar que en algún caso hay responsabilidad de vecinos que conductas inapropiadas no contribuyen al cuidado de las mismas», describe el escrito.
En otro pasaje, la Comisión reconoce la existencia de «conductas inapropiadas» de algunos residentes del barrio, pero reafirmó que no encontró la respuesta necesaria de parte del gobierno local.
«Los vecinos de Salta y Aguirre nos han planteado diferentes situaciones que aquejan a ese sector del barrio. Inconvenientes relacionados con las cloacas, situación que ya han manifestado al municipio y que por el momento no han tenido solución; concretamente se obstruyó el codo de bajada al caño maestro (circunstancias que les genera varios inconvenientes). Otra situación que los aqueja está relacionada con los volquetes saturados de basura, y la falta de poda desde hace ya un tiempo prolongado, con todas las consecuencias que ello trae aparejado», sostiene la carta, fechada el primer día de febrero.
Y redondea: «Creemos que es necesario mantener una relación activa entre el Barrio y el Estado, tenemos la buena predisposición para trabajar en conjunto e ir abordando las distintas problemáticas, pero necesitamos que se nos escuche, necesitamos tener una devolución y en lo posible una solución en relación a los distintos temas planteados. Esperamos que las distintas cuestiones puedan ser abordadas de la mejor forma».

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin