Hoy, Carmen Lozzia, embellecedora de manos y pestañas

En esta sección de emprendores, tenemos el agrado y el placer de poder presentarles a Carmen Lozzia, una joven bragadense que hace arte con sus manos. Ella se destaca por ser introvertida, pero sus clientas se encargan de mostrarle al otro lo que es capaz de hacer.
Sus comienzos fueron en el año 2018, dónde hizo un curso de esmaltado semipermanente en nuestra ciudad, luego se trasladó a Buenos Aires y realizó otros dos, manicura y nail art.
Luego de adquirir esta experiencia, decidió dar sus primeros pasos. Ofrecía el servicio en su hogar y a domicilio. Hasta que un día fue a la peluquería en la que actualmente trabaja, y entre risas y charlas, fue contratada por Jonathan y Sebastián Díaz.
Comenzó haciendo esmaltado semipermanente liso y con diseños, mientras que los peluqueros hacían su trabajo, ella se encargaba de dejarle las manos bellas a cada clienta que lo requería.
Al tiempo, empezó a ser tan alta la demanda que, decidieron darle su propio espacio, su propio gabinete.

Y así sumar nuevas capacitaciones, perfilado de cejas, lifting de pestañas, laminado de cejas, kapping gel y depilación láser. En su gabinete cuenta con una camilla especializada para su trabajo, mesa para manicura y todos insumos de primera calidad.
El sitio donde se encuentra trabajando es el reconocido Salón de Belleza y Estética, JonSeb, ubicado en la calle Barrera.
También se encuentra viajando a la ciudad vecina de Chivilcoy, dónde es reclamada por su labor, allí sus compañeros de trabajo abrieron una nueva sucursal, donde ofrecen los mismos servicios, y dónde es requerida.
Carmen nos menciona que, haber elegido este trabajo la hace feliz, todo comenzó como una forma de buscar algo que le genere ingresos y terminó siendo parte de su vida diaria, algo que ama y de lo que se perfecciona día a día.
“Me reconforta ver felices a las personas que me eligen, para que sus manos y su mirada queden de la forma que desean”.

También, esta joven que no se queda quieta nos cuenta que se encuentra estudiando Cosmiatría, una carrera que va a abrir muchas puertas en su camino como profesional de la estética. Muchas son las expectativas ante esto, las cuales espera poder cumplir.
Por último quiere agradecer a su familia, que sin ellos nada de esto sería posible.
Empezando por su hijo Lorenzo, gran compañero de vida, quien todos los días la recibe en su hogar con una sonrisa. Continuando por su papá Luis, quien emprendió otro camino en esta vida pero se encargó de dejarle todo lo que su “Carmencita” merecía y quería, y aunque hoy no esté, se sigue encargando de cuidarla desde donde este.
Aunque no debemos dejar atrás a su mamá Lidia y a sus hermanas Romina y Sofía, cómo también a sus sobrinas, Tiziana y Alma, grandes pilares en su vida, quienes siempre la apoyan en cada camino que emprende.
Carmen es un ejemplo de lucha, un ejemplo de que podemos salir adelante, a pesar de las dificultades, de que podemos levantarnos y seguir, que podemos encontrar la forma de ser felices trabajando.
Pueden encontrarla en Instagram @jonseb.estetica, dónde podrán ver sus obras de arte.

Compartir en: