Impacto de la Ley Ómnibus: Pedro Fernández Llorente analiza los cambios y reflexiona sobre el futuro del Agro

En una entrevista, el reconocido dirigente ruralista Pedro Fernández Llorente abordó temas cruciales que afectan al sector agropecuario. Desde la falta de lluvias hasta la influencia de la Ley Ómnibus en los derechos de exportación, el entrevistado expresó sus preocupaciones y perspectivas sobre el presente y futuro del agro argentino.


Pedro Fernández Llorente comenzó comentando que estamos pasando por un enero que preocupa, debido a que las lluvias se han cortado y que si bien el maíz temprano ya granó, el tardío necesita agua para llenar el grano. Informó que “todo lo que viene de segunda, maíz y soja, está sufriendo mucho. Espero que las lluvias pronosticadas para este fin de semana no fallen. Ese es el primer tema, con el cual no podemos hacer nada solo esperar”, afirmó.
Planteó que el problema de este año es la falta de agua de los perfiles en el suelo, aclarando que la campaña se inició sin agua en el perfil, con los cuales los cultivos se mueven con el agua de lluvia. “Si ahora se para y dicen que en febrero no va a llover mucho, será un problema en nuestra zona” expresó.

LA LEY OMNIBUS Y EL IMPACTO SOBRE EL SECTOR

Consultado por su opinión frente a la denominada Ley Ómnibus enviada al Congreso por el presidente Javier Milei, Pedro Fernández Llorente respondió que hay que ver como finaliza el articulado de la misma debido a que ha tenido muchos cambios por los diferentes reclamos de distintos sectores. “Cada uno tira de una punta y la frazada es corta”, resumió su idea el dirigente.
En relación a los derechos de exportación, Fernández Llorente destacó el gran inconveniente que existe, donde los exportadores realizaron declaraciones de venta al exterior en momentos oportunos para ellos, donde las retenciones al maíz eran del 12%, pero cuando el dólar estaba a $350. “No entiendo como no se cerró en ese momento de transición, de cambios. Por eso no se sabe cómo le afectan este año las retenciones al exportador, porque hubo muchos cambios y por supuesto ellos los han aprovechado”, dijo Llorente, aclarando que al productor le va a tocar cuando venga la cosecha la retención que exista en ese momento.
Aclaró que, con el retiro del capítulo fiscal de la ley, las retenciones no se tocarían. “El que declaró venta al exterior con un 12%, por más que suba al 15% con esta ley no servía porque ya lo había declarado. Eso para todos los productos”.
Marcó como un error grabar las economías regionales con una retención del 15%. “Las retenciones son un mal impuesto, pésimo. Pagan todos lo mismo así se estén fundiendo o llenando de plata. Por una tonelada de soja pagas equis cantidad de pesos y capaz lo sacaste en una hectárea, pero otro en la misma hectárea saca cinco toneladas, entonces uno se funde y el otro no. No tienen en cuenta la ganancia. El impuesto que debe tomarse es en base a la ganancia de la empresa o el productor” aseguró.
Pedro Fernández Llorente recordó que tanto Alfonsín, como Macri, sacaron las retenciones, pero al tiempo tuvieron que volver a ponerlas y aclaró “Son necesarias porque es un impuesto de fácil recaudación, porque son pocas empresas las que pagan. Si se cambia por un impuesto a las ganancias sería más complicado, pero más justo”, aseguró.

EL DEBATE POR LA PROPIEDAD DE LA SEMILLA

Consultado por el debate de la propiedad de la semilla, el cual está contemplado en la ley Ómnibus, el dirigente ruralista expresó que hay dos posiciones al respecto. “En el caso personal creo que quien obtiene la semilla, en estos momentos que hay semillas para uso propio, cuando vende esa semilla, una parte está destinada a la investigación y obtención de nuevas variedades. No nos engañemos, si no hacemos eso no podemos trabajar. Ya en el precio de la bolsa de maíz, una parte está dirigido a investigación”, expresó.
Agregó: “Lo que se usa para consumo propio nosotros pagamos regalías ARPOV sobre la semilla, todos los años declaramos cuántas semillas usamos para uso propio. Hay una parte de este gobierno que se dice liberal, pero tiene que recurrir a la semilla que vende el semillero, y le saca mucho al dueño del campo, se pierde lo liberal. Es más razonable seguir como estamos, que venga el semillero con el plus de investigación y cuando uno hace uso propio pagar regalías en concepto de investigación”.

ENTES AUTARQUICOS

Consultado por la intervención que plantea la ley Ómnibus a entes que apoyan al campo como el INTA o el SENASA, Pedro Fernández Llorente explicó: “El INTA tiene que cumplir su función y sacarlo de la política. Hay muchos gobiernos que metieron al INTA en la política y hay que sacarlo de eso. El INTA está permanentemente luchando para obtener servicios y bienes para el sector. Tiene que seguir así, no tiene que estar influenciado por la política. Esperemos que las autoridades lo puedan hacer”. En relación a SENASA afirmó “Tiene que actuar mejor. Tendría que estar más en carrera. Pero son dos instituciones muy necesarias y tienen que ser bien manejada”.

LA MIRADA DE LAS ENTIDADES RURALES

Consultado por los debates y posicionamientos de las entidades del sector, Llorente expresó “En mi opinión personal, la Argentina como país es un desastre, es amorfo, no tiene forma racional de ser. Tenemos muchos más gastos de los que deberíamos tener y con esos gastos no hay ingresos que alcancen. Hay que racionalizar la Argentina, aumentar los ingresos y bajar los costos”.
Agregó: “Todo el mundo se queja y es un problema. Como veníamos todos tenemos claro que no se puede seguir, estábamos con pobreza y con regalos de bonos, de viajes, de la nafta. No podía andar, algo había que hacer. Eso te demuestra la cantidad de privilegiados que hay en el país y todo el mundo tiene miedo de perder esos privilegios, incluso el propio sector agropecuario. El gobierno tiene que ver como lo hará”.
Comentó que esto influye en personas que no tienen que ver con las situaciones. “Un restaurante acostumbrado a atender empleados públicos, de pronto hay un achique en el estado y el restaurante se queda sin clientes. El tipo se pregunta que hizo si tiene todo bien, esto repercute en todo el país. Lo que pasa es que algo había que hacer. Bajar el impuesto a las ganancias era una medida política para las elecciones”.
Finalmente, Fernández Llorente adelantó que será muy difícil salir adelante y expresó su voluntad que en el Congreso se planteen estas realidades. “Si cada uno pretende seguir con lo que teníamos antes, no vamos a salir adelante, la pobreza va a aumentar y las cosas seguirán igual. Algo había que hacer, a todo el mundo le va a tocar”.

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com