Inés Cuello, cancionista, ante el ritual de la comunicación

Este momento, en el que me preparo para el ritual. Cuando me concentro. Cuando escucho por los auriculares a mis compañeros que están afuera de la cabina donde, más allá del espacio entre el aparato y mi oído, todo es silencio, tanto que el latir de mi corazón y mi respiración, un tanto acelerada por la emoción, llegan a aturdirme.

Este momento es mágico, lo atesoro.
-Las fotos pertenecen a las dos etapas en que se grabó «Gardel».
Las primeras dos son de finales de 2019, cuando creíamos que en poquito tiempo podríamos volver al estudio y terminar de grabar el disco.
La última es de octubre de 2021, casi dos años y una pandemia después, cuando finalmente pudimos concluir el trabajo.
En mi voz, cuando escucho el disco, puedo reconocer a dos personas distintas. Cuando veo las fotos me pasa lo mismo. Una parte de mí la perfeccionista, me sugería volver a grabar los Tangos de la primera etapa. Otra, a la que finalmente le hice caso, me propuso aceptar esa diferencia y valorar el testimonio de esas dos voces, de esas dos personas que incluso, son ambas, distintas a quien escucha, mira y les cuenta esto.
El tiempo, la experiencia, sus marcas en mi cuerpo y mi instrumento, las perfectas imperfecciones… Eso veo y les muestro.
Lo que permanece intacto es el amor a esta profesión. Lo viva que me siento cada vez que canto. La alegría de tener compañeros de ruta con quienes vibramos en la misma frecuencia de respeto y amor a través de la música y la amistad.
Eso… Les invito a escuchar los dos singles que salen este viernes (solo les adelanto que ambos pertenecen a la última etapa de grabación) y luego el disco completo, el 17 de diciembre; y ese día, cuando puedan oír el disco en su totalidad, me cuenten sí reconocen a esas dos Inés y qué mensaje les llega de cada una.
Si quieren escuchar las versiones de cada tema del disco, y alguno más también, en vivo, desde la voz que seré ese día, vénganse a Rondeman (Lavalle 3177, Abasto), el miércoles 8 -feriado-, a las 20 hs. En mi biografía aparece el link directo para reservar sus lugares.
Gracias por leer, ver y escuchar…

Nota de Inés CUELLO.

Compartir en: