Press "Enter" to skip to content

Información y proyectos del Activismo Menstrual en Bragado

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Mayo fue el mes del Activismo Menstrual. Guillermina Cavenaghi desarrolló las actividades que realizarán gran parte de la comunidad, en conjunto con el área de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

¿Por qué se habla de Activismo Menstrual? Primeramente, se trata de una convocatoria de todas las mujeres que se dedican a la Educación Menstrual de manera Integral y Natural. Es llamar al conocimiento del cuerpo femenino. Desde Activismos Menstruales en Red (@amred.arg) llevaron adelante una campaña colectiva durante todo el mes de mayo para visibilizar las problemáticas de Gestión Menstrual en un marco de políticas públicas.
Para contextualizar, hoy existen 16 proyectos de ley nacional en el poder legislativo y más de 50 iniciativas en el ejecutivo (proyectos y programas provinciales y municipales). Es urgente pronunciar en materia de cómo deberían implementarse estas políticas públicas de gestión menstrual. Buscan el tema de la gestión menstrual sostenible en los feminismos y en los ambientalismos. Sumar territorio y visibilidad en esta lucha.
Guillermina Cavenaghi comienza con el tema de la Gestión Menstrual (en vez de la higiene menstrual) a raíz su adolescencia, cuando se preguntaba por qué debía tomar pastillas anticonceptivas y más tarde descubre que le elevaban las enzimas hepáticas. Así comenzó a plantearse las decisiones de su cuerpo y con qué necesidad se consumen los anticonceptivos. Luego llega su maternidad y empiezan las preguntas sobre la gestación; además después de su segundo embarazo le aparece una llaga en el útero provocado por el DIU, por eso expresa su conocimiento de la menstruación y los embarazos desde lo natural. La llaga la curó ella realizando Reiki, y analizándolo desde lo emocional. El Reiki es una técnica energética japonesa milenaria que es entregada a Mikao Usui (el fundador) a través de los canales de la energía del universo. En su camino de Reikista, comentó: “He descubierto que es simplemente conectar con nuestra biología inteligente, y realmente darnos cuenta que estamos unidos y conectados con nuestra naturaleza y el reino cósmico; entonces es poner nuestra intensión y abrir nuestro canal a través de símbolos para poder dar a nuestra biología dada como el Ser como Integridad (cuerpo físico, mental, emocional y espiritual). Si nosotros practicamos a diario esto, no llegamos a la enfermedad. Si yo tengo consciencia de lo que mi cuerpo necesita y experimenta y lo llevo a todos los planos de mi ser, puedo evitar un montón de enfermedades, y puedo darme cuenta que están en los patrones antiguos atravesados en mi ADN”.
Este camino la llevó a esa búsqueda de lo femenino exclusivamente, para auto-conocerse. Así llegó a investigar y conocer a Miranda Grey, quien ha realizado una investigación sobre el ciclo menstrual, identificada como nuestra naturaleza que nos despierta nuestro ser real. “Somos cuatro mujeres diferentes en el mes, porque nos atraviesa cuatro energías distintas por el proceso hormonal que abre y despierta el ritmo mental, emocional y el espiritual. Nuestra biología está íntimamente ligada a nuestro espíritu también. Nuestro ciclo nos indica la agenda natural, el ciclo de 28 días es el mismo ciclo de la luna, y también se relaciona con las estaciones de la Tierra y con los periodos cíclicos del Cosmo; ahí nos damos cuenta que es una inter-relación, y que es una herramienta de poder: porque si me conozco y conozco estas energías me doy el tiempo para integrarlas en mí. Conocer nuestro ciclo nos permite gestionar nuestra inteligencia menstrual. El ciclo es igual al de la vida: la niña, la madre, la mujer madura y la sabia (inteligencia menstrual)”, explicaba.
Conocer este ciclo nos ayuda a evitar frustraciones, porque nos permite conocer y despertar la sabiduría y energía que llevamos adentro.
La municipalidad de Bragado está llevando a cabo el programa de la Gestión Menstrual. La idea es transformar los mecanismos que han patriarcalizado el cuerpo de la mujer: por ejemplo, desde los tampones que presentan muchos blanqueadores y son causantes de cáncer de útero; también las toallitas plásticas, que no permiten la buena respiración de la zona vaginal y generan desechos. Lo más ecológico para todas es utilizar toallitas de tela o la copa menstrual. El mayor impulso de este proyecto municipal es hacer una convocatoria presencial al final del año, brindando talleres informativos sobre la Gestión Menstrual y el lanzamiento de toallas de tela; se harán en los CAPS de distintos barrios. La convocatoria estará a cargo del área de las Mujeres, Géneros y Diversidad, en conjunto con profesionales como Guillermina Cavenaghi.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin