Invitan a un homenaje a los Egresados de la promoción 1980 de la Escuela Normal

-María Guillermina Marchetto brindó detalles de la convocatoria

Mañana viernes 5 de agosto se va a realizar un acto en la Escuela Normal, con el fin de conmemorar a través de fotos y placas a los egresados de la promoción 80’, muchos de ellos partícipes de la tragedia de Médanos.
El año en el que ocurrió el accidente, las autoridades únicamente colocaron un recordatorio en el cementerio. A 42 años de la tragedia de Médanos, se colocará una placa con las dos promociones, 5°1ª y 5°2ª de 1980 y además una placa con los nombres de las autoridades y de los padres que fallecieron.
La invitación es abierta a la comunidad. El acto se realizará en el hall de la Escuela a las 10 hs. Se compartirán distintos testimonios y se honrará el legado de los once fallecidos.

Como iniciativa del municipio, este año se iniciaron las filmaciones de un video-documental sobre el accidente. Compartieron su testimonio a través de una entrevista, Guillermina junto a Andrea Povis, Carlos Manganielo y Francisco Alonso. También participó la psicóloga Andrea Canteras.
Durante la producción del documental, Guillermina consideró con emoción que: “Cuando uno puede poner en palabras todo lo que quedó en sensaciones y en emociones, es cuando uno puede empezar a hacer el duelo; y el tiempo de las personas de poder poner en palabras no es el mismo para todos, algunas pueden y otras no”.
“Mayi” Marchetto expresó: “Poder ponerlo en palabras fue re-sanador. Yo no me había dado cuenta porque nosotros venimos de una época donde no era muy común hablarlo, la psicología no era común; uno desconocía un montón de cosas y, el tiempo siempre se encarga de apaciguar todo o de esconder, no lo sé”.

Además mencionó que “en el momento de la entrevista para el documental, donde estábamos los cuatro juntos, y yo empecé a escuchar los testimonios de los demás, ahí no pude parar de llorar. Ahí me di cuenta de lo que a mí me había pasado, de las secuelas que me habían quedado, de que en realidad había sido más duro de lo que yo expresaba; dimensionar lo que sucedió. A mí me sirvió un montón, fue sanador”.
Lo ocurrido en el 80’ fue en el marco de un viaje de estudio, y Marchetto recordó que, “el Ministerio de Educación de aquella época, nos brindó el permiso por cinco días, luego de presentar un proyecto pedagógico, ya que era un viaje de estudio. Al volver de ese viaje, teníamos planeado viajar con todos los egresados, organizado por el Centro de Estudiantes, a Bariloche. Cuando volvimos después del accidente, tuvimos cinco días de asueto para los velorios y reacomodar la escuela, porque muchos de los accidentados estaban enyesados y nosotros teníamos los salones en la parte de arriba así que tuvimos que ocupar la planta baja; esos cinco días tuvimos que recuperarlos en cinco sábados. Terrible. ¿Qué percepción tenían las autoridades de la Educación en esa época? Así como esta época es súper distinta, en ese momento también y cada uno lo vivió a su manera. Igualmente no creo que nadie haya tenido malas intenciones, no quiero juzgar a nadie”. Y agregó: “la Municipalidad en ese momento se portó re-bien porque pusieron a disposición el sistema de radio para la comunicación y después se ofreció el salón blanco para los velatorios”.

Compartir en: