Press "Enter" to skip to content

Jóvenes por el Clima continúa defendiendo problemáticas socio-ambientales locales

La agrupación informó y opinó acerca de la extracción de tierra en la localidad de Mechita.

Jóvenes por el Clima continúa defendiendo problemáticas socio-ambientales locales

Expresaron “Declarar una actividad como inviable es la última carta en juego. Siempre hay alternativas, diversas maneras de hacer la extracción con un poco de romanticismo; pero si, de entrada, de una manera tan tajante te dicen que es inviable, ¿No da para pensar…?
-Decir que es inviable a la primera vuelta deja en evidencia que ese territorio no se toca, que no es discutible, que no hay alternativas para esa actividad y que afecta de manera directa en materia socio ambiental.
-Que hayan pasado por alto ese dictamen es impresentable. ¿Quién va a responsabilizarse de esto? Porque necesitamos que quién dio el sí a esta actividad sabiendo que no estaba aprobado, se haga cargo del daño ambiental.
Las organizaciones ambientales nos cargamos al hombro esta lucha, poniéndole la cabeza y el cuerpo, y las repuestas que recibimos siempre son decepcionantes, pero no nos sorprende, para nada.
Necesitamos justicia ambiental, todo esto no puede quedar impune”.

Jóvenes por el Clima continúa defendiendo problemáticas socio-ambientales locales

-Cabe recordar que, hace poco tiempo Jóvenes por el Clima realizó una movilización en Mechita, junto a La Liga Verde y el Observatorio Ambiental Yolanda Ortiz. Puntalmente lo que han realizado fue una barrera forestal en el canal de Mechita, para frenar con el saqueo de tierras que se estaba llevando a cabo con camiones municipales. Asimismo, las agrupaciones enviaron solicitudes a la Oficina de Hidráulica, de la cual dependen estas tierras de Mechita, “con el único fin de parar con la extracción, pero a su vez también entender quiénes y por qué se las llevaban, ahora, con la respuesta, el permiso que claramente fue denegado, emplearon una palabra que nos resulta muy fuerte pero también muy tajante, la palabra “inviable”.
En términos ambientales, considerando que hicieron alguna evaluación de impacto ambiental o estudios de campo para constatar su viabilidad, decir de manera inmediata que la actividad es inviable es jugar de entrada tu última carta”, indicó una de las referentes de JOCA (Jóvenes por el Clima).

Compartir en: