Jóvenes por el Clima exige prontas soluciones

La agrupación ambientalista Jóvenes por el Clima Bragado se encuentra activa y en espera de soluciones en pos de mejorar la situación local, en lo que respecta al medio ambiente. Los/as integrantes de dicha agrupación compartieron el siguiente mensaje:
“La situación que se está viviendo en Bragado no se aguanta más. Hay un basural a cielo abierto que no para de crecer y los incendios son constantes. Le estamos pidiendo al Municipio de Bragado que termine con el basural, haga el saneamiento y ponga en funcionamiento la planta de tratamiento y separación de residuos como corresponde.
Hace muchísimo tiempo que el basural arde sin control. El humo de la basura libera químicos dañinos que cubren a toda la ciudad e ingresan a las casas. Genera un olor insoportable, pero lo grave es que es nocivo para la salud, sobre todo para aquellos que tienen patologías respiratorias.
Ni hablar de la contaminación. Afecta el aire, la tierra y el agua. Los restos de basura descienden directamente a la tierra y permean las napas de agua. El agua que nosotros usamos a diario.
Al gobierno parece no importarle que se queme la basura, no puso en marcha ninguna acción para combatirlo. Parece no importarle que la contaminación perjudique nuestra salud. Como si la vida de los vecinos no importara. Este basural convierte a Bragado en una zona de alto riesgo. NO SE PUEDE VIVIR ASÍ”.
“Les pedimos que nos apoyen con su firma; lleva un minuto. No podemos seguir viviendo así”

Link para firmar: http://change.org/CierrenElBasural

“Cabe destacar que contamos con la Ley 25.916 que establece presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión integral de residuos domiciliarios. Incluye su generación, disposición inicial, recolección y transporte, tratamiento y disposición final.
Dicha ley en el artículo 4 tiene objetivos tales como minimizar los impactos negativos que estos residuos puedan producir sobre el ambiente y lograr la minimización de los residuos con destino a disposición final, entre otros.
Además en el artículo 6 dice: “Las autoridades competentes serán responsables de la gestión integral de los residuos domiciliarios producidos en su jurisdicción, y deberán establecer las normas complementarias necesarias para el cumplimiento efectivo de la presente ley.
Asimismo, establecerán sistemas de gestión de residuos adaptados a las características y particularidades de su jurisdicción, los que deberán prevenir y minimizar los posibles impactos negativos sobre el
ambiente y la calidad de vida de la población”
La Ley Provincial 13.592 establece el cumplimiento de la ley Nacional anteriormente mencionada potenciando la necesidad de programas de gestión integral de residuos sólidos urbanos (GIRSU) en todos los Municipios de la Provincia que promuevan la revalorización de los residuos sólidos urbanos y la disminución de los mismos en cuando a su disposición final.

Somos conscientes que la solución no la conseguimos en un abrir y cerrar de ojos o con un objetivo de 5 mil firmas. Pero si nada se mueve nada cambia. Necesitamos urgente acción directa y concreta. Es tristísimo ver nuestra ciudad cubierta por el humo del basural, además de los daños ambientales y en la salud de la población que provocan los mismos. Es cuestión de mirar nuestra realidad y entender que de esta manera no podemos seguir. Es algo que nos involucra a todos y a todas. Las firmas son una forma de decir, de manera pacífica, “acá estamos” y los estamos mirando. Sabemos que niegan el problema, no pueden hacer silencio ante esta situación. Hace unas semanas los incendios fueron constantes y reiterativos por muchos días y, ¿Quién salió a hablar? Nadie dijo nada. Silencio. El silencio es repuesta también.
Necesitamos acción, movimiento, soluciones, proyectos, resultados; algo que nos permita pensar que les importamos, que realmente están haciendo algo por la calidad de vida de los ciudadanos y del ambiente.
Habiendo tantas leyes y que ninguna se cumpla es el claro ejemplo de que tenerlas no nos garantiza protección ni respaldo.
Exigimos repuestas y acción. Firmar es una manera de demostrar que no somos cinco personas las que nos aqueja la situación diaria de convivir con un basural a cielo abierto que constantemente se incendia y nos contamina”.

Compartir en: