Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cuando no hay nada para decir, es mejor no decir cualquier cosa…”.

¿Quién se ocupó de consultar a profesionales como el doctor Carlos Damín, antes de poner el tema de las drogas sobre el tapete, en el marco de las próximas elecciones?. ¿Es posible que sea para afrontar un problema o el modo de atraer el voto joven?, son interrogantes abiertos.

Vvvvvv

Se habla de la legalización de la marihuana, cuando en la práctica ya está legalizada, aunque una ley siga diciendo que no está permitida… Cuando los especialistas en combatir los efectos de las adicciones, sostienen que, en todo caso, la marihuana es la puerta de entrada a otras que hacen mucho más daño…

Vvvvvv

Es necesario detenerse un rato frente a la droga legal que es el alcohol… ¿Cuántos accidentes u hechos delictivos se producen por exceso de bebidas alcohólicas debidamente autorizadas menos para los menores de 18 años…?. Ni eso se ha podido lograr, basados en la realidad…

Vvvvvv

La Calle -a veces castigada por su tendencia al desánimo-, termina pensando que algo está mal, en medio de ciento de disposiciones que no cumplimos… Parecemos ir en un barco al garete, es decir, sin destino a la vista. Navegamos en medio de la incertidumbre y cada debate que se abre, termina siendo un aporte al aumento de la confusión general…

Vvvvvv

En las drogas, hay que mirar un poco más allá. No se trata de legalidad o ilegalidad. Hay que ver las huellas físicas que deja en quienes buscan refugio en ellas. Junto a salir a buscar narcotraficantes, es preciso insistir en el daño que entregan con cada supuesto alivio.

Vvvvvv

En vez de prevenir, cuando se sale a propiciar la “probable liberación del consumo de algo de la lista de estupefacientes”, lo que se está haciendo es dar a entender que “no será tan malo” y se sigue tomando…
Se puede hacer una lista de los daños producidos, estando en el papel de testigos pasivos… De nada serviría, pero es real. Si estamos perdiendo la guerra contra los “narco”, no es causa para entregarles el negocio blanqueado y sin trabas…

Vvvvvv

OTRA CUESTION: Como dato extra de una campaña electoral difícil de entender para los espectadores, surgió el tema del sexo. Bastó una palabra –poco oportuna-, para poner en marcha toda una batería de opiniones, desacuerdos y demostración de olvido de las preocupaciones de la gente.

Vvvvvv
Está haciendo falta una muestra de respeto por el dolor de comunidades muy castigadas. Porque han perdido seres queridos sin poder despedirlos; porque el Covid se llevó personas de todas las edades; porque hay quienes no han podido reponerse del todo, ni físicamente ni económicamente… Una larga lista de tropezones, que no dan ganas de salir a festejar… Primero hay que sanar las heridas.

Vvvvvv

Superar las tormentas… La sociedad tiene mucha tensión. Abundan los desacuerdos a cargo de aspirantes al voto popular. El ejemplo de la calma debe venir de allí, entre otros sectores. Pasó Santa Rosa y sus intenciones de sembrar serenidad y solidaridad para los semejantes.
La Calle insiste en que se ha ido produciendo un alejamiento de Dios, que nos limita a confiar en los seres humanos que, por serlo, no pueden salir de las broncas terrenales. Hay que ser capaces de reconocerlo.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin