Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Tal vez estamos en un pueblo donde cuesta imponer lo no tradicional”.

Cabaña Piedras Blancas, de Suipacha, hace quesos con leche de Vacas, cabras y ovejas… La Calle recordó los tiempos del tambo de ovejas de Olascoaga que llegó a alcanzar notoriedad en su momento. El ordeñe era similar a la forma en que se ordena a las vacas. Incluso las cabras, según las fotos, tienen una ordeñadora mecánica similar.

Vvvvvv

El emprendimiento de Olascoaga no prosperó, aunque los iniciadores pusieron mucho empeño en difundir y mejorar el producto. El caso de Suipacha, zona lechera por excelencia, es diferente. “Comenzamos en la década del 90 y, a fuerza de trabajo y estudiando lo que hacen otros países, hemos podido ir avanzando”, ha dicho Marcelo, uno de los propietarios.

Vvvvvv

Las ovejas lecheras tienen una raza determinada. La postal recuerda los tiempos de nuestras visitas a Olascoaga. Madres con sus corderitos, acudiendo al corral, donde estaba el sector de ordeñe. El tambo estaba cerca de la planta urbana y Dios sabrá si algunos ovejas aún andan por allí, sobrevivientes de una experiencia que mereció mejor suerte.

Vvvvvv

Según algunos manuales, la raza Assaf es la que mejor leche que produce. El recuerdo indica, sin embargo, que los animales de Olascoaga eran de otra procedencia. Nos quedó el nombre de “frisonas” o algo parecido. Dios dirá… Lo que queda claro que Bragado es apegado a lo tradicional, para bien o para mal…

Golondrinas de un solo verano
Con ansias constantes de cielos lejanos…
Alma criolla, errante y viajera,
Querer detenerla es una quimera.
Golondrinas con fiebre en las alas,
Peregrinas borrachas de emoción…
Siempre sueña con otros caminos
La brújula loca de tu corazón.
Criollita de mí pueblo, pebeta de mi barrio,
La golondrina un día su vuelo detendrá;
No habrá nube en sus ojos de vagas lejanías
Y en tus brazos amantes su nido construirá.
Su anhelo de distancias se aquietará en tu boca
Con la dulce fragancia de tu viejo querer…
Criollita de mí pueblo, pebeta de mi barrio,
Con las alas plegadas también yo he de volver.
En tus rutas que cruzan los mares
Florece una estela azul de cantares
Y al conjuro de nuevos paisajes
Suena intensamente tu claro cordaje.
Con tu dulce sembrar de armonías
Tierras lejanas te vieron pasar;
Otras lunas siguieron tus huellas,
Tu solo destino es siempre volar…
(Canción de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera)

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin