Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Hay que tratar de no parar del todo, como para no se tome como una renuncia”.

Es que cada uno está embarcado en aventuras, ideales o propósitos, seguramente importantes. Colgar los guantes, como los boxeadores que dejan de serlo, es entregar el campo libre a los que están en el otro equipo.

Vvvvvv

Siempre habrá causas por las cuales luchar, aun sabiendo que no es fácil sacar siquiera un empate. Se tratar de tener confianza en los planes y sueños aunque sean disparatados. Detrás de ellos hay personas que esperan ayuda y no merecen ser olvidadas. Cuando el Mayor Del Busto, llegó a estas llanuras, no soñaba con una gran ciudad. Había cosas más importantes para llevar adelante, como contener el avance de los primitivos dueños de la tierra…

Vvvvvv

Un día como hoy, hace muchos años, llegaban a este lugar las tropas comandadas por el Mayor Eugenio Del Busto, con la misión de construir un fortín, en torno al cual se fue formando el pueblo. Ya andaba por aquí rodando la bravura del potro bragado que defendió su libertad a costa de perder la vida, sacrificio que valió la pena, como que su decisión le permite sobrevivir, como ejemplo, superando las barreras del tiempo.

Vvvvvv

Hoy habrá un acto oficial, donde todas las acciones heroicas del pasado, serán evocadas. En Bragado hay gente avezada en conocimiento de la historia. El profesor Moya abrió el camino y en la actualidad, la antorcha se mantiene encendida gracias a la enorme dedicación del ingeniero Aníbal Grosso.

Vvvvvv

Hay gente joven, como el “profe” Mauricio Cerviño que ha acopiado múltiples conocimientos y el hecho de estar en el Museo lo ayuda. Es posible que hoy sea uno de los oradores volviendo a traer a la mente de los presentes, aquellos tiempos lejanos donde, día a día, se iba conformando una ciudad que quiere progresos para todos sus habitantes.

Vvvvvv

Cuando La Calle no encuentra temas para el comentario callejero, siempre hay algo que nos salva… Ayer, por ejemplo, en medio de un calor que desmiente la cercanía del otoño, al mediodía surgió una entrevista a Fernando Cavenaghi, por TyC. El que fuera brillante goleador de River y después pasó por grandes equipos de distintos países, ratificó que tiene buena memoria y una natural modestia en sus declaraciones.
Repasó distintos pasajes de su carrera y se reconoció dueño de una gran colección de camisetas de grandes figuras que fueron rivales suyos. “Incluso, una de Carlitos Tévez, en tiempos de Juveniles”, recordó.

Vvvvvv
Bragado ha tenido la suerte de contar con grandes jugadores de fútbol y sobre todo buenas personas. Cavenaghi está en esa galería, indudablemente. Su carrera es para enorgullecer a ciudades como O´Brien, Bragado y Chacabuco. Por allí trascurrieron muchos de sus días; formó su familia y conquistó respeto y amigos.

Vvvvvv

Fue grato reencuentro… En estos días, en un consultorio médico, La Calle pudo saludar a Mario Bollini quien fuera buen relator de fútbol, hace ya años, teniendo a Jorge Merchán, como comentarista. Es joven, aunque recordó que, entre dos empresas, trabajó 30 años. Ahora se independizó y tiene más tiempo. Sus padres viven en Bragado y tienen más de 90 años. Su propia familia es otro de sus orgullos, incluyendo la existencia de nietos… Encontrarse con personas que hace rato no veíamos, es como retroceder en el tiempo. Tal vez no rejuvenece, pero emociona…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin