Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Lo que el viento se llevó, es algo más que una película”

Es lo que pasa en la vida de cada uno. Aunque es cierto que también trae cosas, es evidente que la nostalgia sobredimensiona a las pérdidas. Primero conviene explicar el título. Así se llamó una película filmada en 1939 y estrenada en Argentina, el 26 de septiembre de 1940. Sus principales intérpretes fueron Clark Gable, Vivien Leigh, Olivia de Havilland… El argumento tiene relación con la historia y fue un gran éxito, ganando 8 de los 13 premios Oscar, en aquel momento.

Vvvvvv

La Calle tratará ahora de relacionar aquel título con hechos relacionados con su visión personal de la realidad, en determinados tramos de su largo andar por este valle terrenal donde no siempre hubo lágrimas, pero… Estamos atravesando una nueva Semana Santa, con todo su significado y a partir de eso, surgió la decisión callejera…

Vvvvvv

Es que la obligada reflexión a la que obliga el aislamiento, nos hizo pensar en la distancia que existe entre lo soñado y lo logrado; las victorias y las derrotas; los amigos que aún están y los ya se fueron y esperan… Lo que era el país en los años 40, convertido en granero del mundo debido a la guerra y que ahora nos toca afrontar, sin advertir nuestra responsabilidad.

Vvvvvv

Por ejemplo, en la situación de los ferrocarriles, después de celebrar su nacionalización en 1948 y su gradual deterioro hasta llegar a los años 90, donde se firmó el certificado de defunción provisoria, pero con serias dificultades para demostrar su recuperación. Esta zona es importante para soñar con una etapa floreciente, a partir de la radicación en Mechita de la empresa TMH, de la cual se esperan noticias actualizadas.

Vvvvvv

En el análisis global, la realidad nacional no es la soñada. ¿La culpa es de otros? ¿Qué pudimos hacer y no hicimos, al menos para quedar con la conciencia tranquila? El país no muestra una decisión conjunta de superar desacuerdos. Eso ha demorado la marcha hacia un progreso equilibrado. Algo hemos tenido que ver. Tal vez aún haya tiempo para no repetir errores.

Vvvvvv

Dentro del análisis de la situación personal, La Calle reconoce que a nivel familiar, ha tenido la ayuda de muchos tripulantes. Son quienes, a la hora de reducir el paso, ayudan a no caer. Es un rubro en el cual el balance da ganancias, aunque no hay señales de una actuación descollante de nuestra parte; más vale disfrutamos del bienestar no siempre ganado en el campo de batalla…El viento, en este aspecto, nos llega en forma de caricia que agradecemos…

Vvvvvv

Amigos de los tiempos ferroviarios… Ha sido una cosecha no advertida, pero de enorme valor en estas horas donde, obligadamente, se impone una mirada hacia atrás. Por ejemplo, en la mañana del Viernes Santo, llamó Eduardo Ismael Santillán, desde Buenos Aires. Tiene 92 años, cumplidos el 1° de abril y una gran memoria, sin olvidar la guitarra, compañera en las buenas y en las malas. En nombre de buenos tiempos, su saludo hizo bien a los sentimientos.

Vvvvvv

En estos días, el viento sopla en contra de los diarios… Amenazados por otros medios surgidos de la tecnología, es otra lucha que nos agarra con escasas fuerzas para cualquier batalla. Es bueno comprobar que hay soldados en condiciones de aportar lo mejor para que las páginas entintadas sigan vigentes. Hay razones, no solo sentimentales, que justifican su permanencia. Por años y años, han sido una tribuna para defender las buenas causas. Son voces al servicio de los grandes proyectos, en beneficio de la gente. Tratemos de seguir arrimando leñitas para que no entren al túnel del pasado…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin