Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cada día, al llegar el diario, nos sentimos más tranquilos”.

Es que, en medio del aislamiento sanitario, todo anda bien en la redacción. Con La Calle en su lugar y mucho material, reflejando la realidad general. Por eso, la ansiedad por volver, ha ido dando paso a la serenidad. La casa está en orden… Y hasta podemos ayudar a la distancia, aunque apenas se note, pero ayuda a mantener la rutina de años.
Vvvvvv

El regreso a las aulas parece estar un poco más cerca. Se ha dicho que, “para agosto podrían volver los últimos años del secundario”. También que se ha ideado un sistema para las calificaciones. Lo bueno que el año no se pierda. Que incluso tengan su oportunidad los que no habían iniciado el año escolar. El estudio es el mejor camino para encontrar un espacio en una sociedad cada día más exigente.
Vvvvvv

Los templos abrieron sus puertas. Es bueno saberlo, aunque por el momento no habrá misas. La posibilidad de dialogar, desde la propia soledad, con alguien que sabemos que escucha, comprende, ayuda y perdona; es una puerta abierta a la serenidad espiritual.
Vvvvvv

La noticia del regreso a la actividad por parte de la empresa AcerBrag, ha sido noticia de tapa del diario de ayer. Aunque ya ha pasado largo tiempo, casi naturalmente surgió la figura del ingeniero Jaime Bernardo Coll, principal gestor de la existencia de una planta siderúrgica en estas latitudes, lejos de los puertos, pero cerca de las necesidades laborales de la gente.
Vvvvvvv

Cuando mucho es malo, pero a veces, la escasez es dolorosa. Pasa en todos los niveles. Es que hace falta una mayor cuota de equilibrio en el mundo que habitamos. Desde lo social a lo económico, sin dejar de lado lo climático.
Vvvvvv

Es una larga y antigua discusión. El exceso de lluvias ha generado múltiples problemas. Bragado está aguas abajo y no le quedan opciones: hay que permitir el paso del agua, sin que eso signifique destrucción a su paso. Existen varios proyectos, algunos iniciados y ahora en tiempo de silencio.
Vvvvvv

Actualmente, la falta de lluvias en la zona del litoral, por ejemplo, ha significado que el lecho del Paraná se convierta en un desierto de arena, por el cual camina la gente que asegura que se trata de un hecho histórico, no visto en los últimos 50 años. Las embarcaciones que transportan carga, han tenido que reducir el volumen para poder navegar, lejos de la costa, donde hay agua, pero escaso nivel.

Vvvvvv
Hay que tener cuidado con las palabras… Esto es para ser tenido por todos, en especial por las autoridades cuya repercusión es claramente mayor. El Presidente argentino, en sus mensajes, es amigo de hacer comparaciones. En estos días, por ejemplo, ha generado la reacción del gobierno de Suecia. Todo relacionado con la pandemia del coronavirus. Lo ideal es hablar de lo nuestro, haciéndolo bien, sin entrar en casas ajenas que, además están lejos.
Vvvvvv

El virus en las villas… Por supuesto, el riesgo surge por la cantidad de habitantes y la falta de comodidades adecuadas. Es una asignatura pendiente que lleva por lo menos medio siglo. Que esta experiencia sirva y que, cuando pase el mal, el problema no sea archivado. Nadie pide obras de un día para el otro, aunque el mínimo bienestar y la dignidad de miles de hermanos, no merece seguir siendo postergada pese a las promesas.

Jaime Bernardo Coll.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin