Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Palabras con dedicatorias a los niños por nacer…”.

Hay que pensar en alguien que está por llegar a este mundo problemático que habitamos. Es posible que la llegada del pequeño se conozca vía teléfono, lo que no reducirá la alegría. Este cúmulo de palabras no pretende ser un regalo para salir del paso. Es, de corazón, lo que surge de una visión ilusoria de la realidad.

Vvvvvv

“Soñemos con una plaza poblada de pájaros y florcitas, con el sol brillando a pleno y un grupo de niños negros y blancos, jugando con la alegría que ofrece la igualdad y las ilusiones compartidas”. Dentro de ese clima, la vida será fácil de ser vivida.

Vvvvvv

“Los mayores, sumando esfuerzos, estarán trabajando por un mundo digno para todos. Cada haya techos para todos y alimentos para los asistentes a la gran mesa familiar. Que las villas, con hermanos postergados por años, entiendan que la palabra hermandad no está vacía de contenido”. De ese modo, los adultos mayores, es decir los abuelos, podrán dormir sin cargos de conciencia por las injusticias sociales…

Vvvvvv

“Que la ciencia que avanza más rápido que la equidad entre los seres humanos, tenga sus adelantos al servicio de todos los habitantes. Es el justo anhelo, por el cual será bueno saber que se está bregando. No hay nada mejor que equilibrar la balanza y la frazada alcance a abrigar a todos”. En días de frío, no hay cosa que duela tanto como sentir heladas las manos, mientras hay quienes no saben qué hacer con los abrigos…

Vvvvvv

“El mundo es demasiado grande como para justificar tantos lugares superpoblados. Eso genera la proliferación de viviendas precarias que no son barrios generosos, sino lugares de hacinamiento. Las familias buscan encontrar trabajo y sustento. Para eso sacrifican muchas cosas. Deben ser creadas opciones, donde la existencia no sea solo sobrevivir…”. Con tanto campo a pocos kilómetros del Obelisco, es injusta la condena a vivir casi de prestado en lugares que nunca serán del todo propios…

Vvvvvv

“Hay filósofos sabios que han dicho que la felicidad es no tener sufrimientos… Pese al pensamiento tan antiguo, hay quienes siguen naciendo con la cruz de las desdichas a cuestas”. La explotación; el mal trato; la autoridad convertida en prepotencia, se han ido llevando las ilusiones. La existencia, en ese clima, se convierte en camino de resignación. No es ese el plan del Dios que sufrió, escucha y ayuda. Todo eso no alcanza, sin la cuota de solidaridad y el exceso de egoísmo, que suele habitar nuestros corazones…

Vvvvvv

“A esta hora exactamente hay niños por nacer, dignos de recibir cariño, protección, futuro. Que ninguno de ellos tenga que buscar en las calles, el abrigo que no encuentra en su hogar”. El mundo de los humanos, dividido en fracciones y poblado de desencuentros, no termina de descubrir la solidaridad. Seguramente porque es un viento tibio que no alcanza a abrigar a todos, razón por la cual confiamos en que la justicia sea un bien disponible, sin distinciones.

Vvvvvv

Un NIÑO está por nacer. Nada impide creer que será habitante de un mundo en que vivir sea la más hermosa aventura. Desde la cuna, se transformará en el más confiable embajador de la esperanza…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin