Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “El victorioso tiene muchos amigos; el vencido, buenos amigos…”. (Pensamiento turco)

ALEMANIA 1957: ¿El mejor Gran Premio de la historia…?
Hace pocos días se disputó el Gran Premio de Alemania en Nürburgring. Pista en donde, según muchos, se corrió la mejor carrera de la historia de la Fórmula uno.
El 4 de agosto de 1957 Juan Manuel Fangio, corrió como nunca: “Hice cosas que no hice jamás y creo que nunca volveré a hacer”, dijo el chueco tras ganarle míticamente a Mike Hawthorn y Peter Collins, pilotos de Ferrari, y convertirse en campeón del mundo por quinta vez.
Juan Manuel Fangio con el Maserati 250F cruzando la meta en el Gran Premio de Alemania de 1957.

Fangio había conseguido la pole position (9m.25s6) y el récord de vuelta del circuito, hasta ese entonces, arriba del Maserati 250F. Todo apuntaba a que Juan Manuel iba a tener una calma carrera, pero no.
Ya en carrera, Fangio había logrado una diferencia de 30 segundos frente a su perseguidor Hawthorn, pero a mitad de carrera el Maserati comenzó a tener fallas y al parar en boxes el chueco perdió 48 segundos y 3 más al salir a pista.
Faltaban 9 vueltas y la carrera había cambiado, las Ferraris ocupaban los dos primeros lugares con 51 segundos de ventaja. Fangio debía recortar más de 5 segundos por vuelta y pasar dos autos para ganar la carrera. Una misión que parecía imposible.
Pero el chueco hizo lo imposible…, rompió los récords de vuelta y velocidad, hasta su tiempo en clasificación pulverizó.
-“Hice cosas que no hice jamás y creo que nunca volveré a hacerlas”, fueron sus palabras. En las curvas derrapaba, entraba en ellas a 20 Km/h por encima de sus rivales, usaba una marcha más arriba de lo normal y cortaba las curvas rozando los ligustros que las delimitaban.
Gracias a esa clase de manejo, superó a las dos Ferraris, ganó por 3 segundos y 6/10 de diferencia y se consagró campeón del mundo por quinta vez… Cosas de don Juan Manuel…

DECLARACIONES POSTERIORES
“Mike y yo fuimos primero y segundo en la clase de los mortales”, declaró Collins al terminar la carrera. “Yo no había conducido jamás como esa vez pero también comprendí que jamás podría conducir tan rápido”, confesó Fangio, afirmando que esa carrera había sido su límite.

VVVVVVVVV

El “Lobo”, leyenda de San Lorenzo y goleador entre los grandes…

-Rodolfo José Fischer tenía 76 años, cuando murió el 16 de octubre. Fue campeón con Los Matadores del 68 y luego se consagró en 1972. Forma parte de los jugadores que marcaron más de 100 tantos en la historia.
Fue uno de los máximos goleadores de la historia de San Lorenzo y del fútbol argentino.
El Lobo, nacido en Oberá, Misiones, el 16 de julio de 1944, disputó 272 partidos con la camiseta azulgrana y marcó 141 goles en los dos periodos en los que representó al club (1965-72 y 1977-78). Con el Ciclón se consagró campeón de los torneos Metropolitanos de 1968 y 1972, el primero de ellos como parte de los históricos Matadores.
Su debut con el Ciclón, al que llegó en 1963, se produjo en 1965 en un partido jugado ante Argentinos Juniors. Su jugada característica era la bicicleta y entre sus virtudes rankeaban en lo más alto su velocidad e inteligencia para el contragolpe.
Su retiro ocurrió en 1981, cuando jugaba en Sportivo Belgrano. Sus clubes fueron San Lorenzo, Botafoto, Vitoria de Bahia, Once Caldas, Sarmiento de Junín y el mencionado equipo de San Francisco.
El Lobo Fischer tiene, además, dos historias particulares con la Selección Argentina. Fue el primer jugador convocado desde el exterior, cuando militaba en el Botafogo de Brasil, y es además el último delantero que convirtió cuatro goles en un mismo partido.
El misionero fue convocado al conjunto nacional tras su gran campaña en San Lorenzo que terminó con el título del 68 y su debut ocurrió el 22 de agosto de 1967, en un amistoso frente a México. Desde entonces disputó 35 partidos, entre 1967 y 1972, en los que anotó 12 goles.
Su histórico póker quedó registrado nada menos que en su anteúltimo encuentro con la albiceleste, el 18 de junio de 1972, ante el seleccionado de la CONCACAF y por la Copa Independencia que se desarrolló en Brasil.
El Lobo pasó a la historia como uno de los futbolistas que marcó 100 o más goles en toda la historia del fútbol argentino al registrar un total de 142 en 271 que lo colocan en el puesto N°32 de esa selecta tabla liderada por el paraguayo Arsenio Erico, con 295 tantos en 332 juegos.
El homenaje inolvidable.
En noviembre de 2010 el Lobo fue reconocido por San Lorenzo, que le puso su nombre a una parte de la platea Sur. «Estamos convencidos que los reconocimientos hay que hacerlos en vida, eso hace grande a la institución”, comentó entonces Luis Velázquez, presidente de la peña de San Martín al sitio Mundo Azulgrana.
La ceremonia del corte de cintas se hizo en la previa de un partido con River, momento en el que El Lobo salió al campo acompañado por sus familiares y amigos, y recibió un sentido y extenso aplauso por parte de los hinchas que habían colmado el Gasómetro.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin