Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy; “La libertad es el derecho de decirles a los demás aquello que no quieren oír” (G. Orwell)

George Orwell (foto) fue un político y escritor inglés que escribió sobre la segunda guerra mundial y las consecuencias de la guerra civil española. No lo hizo porque alguien le contó los hechos salientes, sino por haberlos vivido muy de cerca. Murió joven, cuando solo tenía 50 años. No es fácil ser “escritor en guerra”, por la cercanía con la destrucción y la muerte. La Calle está buscando datos de un corresponsal de guerra argentino…

Vvvvvv

Otra tarea de riesgo: Los concejales tienen la misión de ser representantes de los ciudadanos. Se supone que, una vez votados por vecinos, no tienen que rendir cuentas de cada paso que hagan. Es verdad que los partidos políticos vienen devaluados. Es posible que estén necesitados de recuperar el ansiado prestigio. Eso no lo lograrán maltratando a sus referentes en el Concejo y suponiendo que son alumnos que deben pedir permiso para salir del aire. Situaciones que obligan a recordar otros tiempos, con concejales de gran personalidad.

Vvvvvv
En los años 70, hay testimonios positivos de la tarea de Jorge Calvo, Eduardo Angione y Dr. Rubén Bollini, más allá de obligaciones partidarias, lo más importante era beneficiar a la comunidad. Hay testimonios de logros importantes, pese a las tensiones políticas que se vivían. De hecho, no pudieron cumplir su mandato por el golpe de Estado de 1976.

Vvvvvv

Más adelante en la marcha del tiempo, llegó el lucimiento de concejales como Carlitos Yacovino y Gustavo Benalal, contador y abogado, respectivamente. Desde butacas de bancadas distintas, fueron capaces de debates encendidos, sabiendo bien lo que defendían, sin pesar en “destruir” al adversario y generando los beneficios del debate.

Los cerdos vienen marchando…
-Por Mauricio Bártoli

En medio de los recurrentes números rojos de la economía, la producción porcina es una de las actividades agroindustriales que muestra resultados positivos. En los primeros 9 meses de este año, las exportaciones de productos y subproductos porcinos argentinos crecieron un 63 %: pasaron de las 19.797 toneladas registradas entre enero y septiembre de 2019 a las 32.276 del mismo período durante este año.
Y si bien es el salto más significativo de la historia, es coherente con una tendencia ascendente que se remonta por lo menos a 2002. Con todo, este año es digno de destacar, porque aunque nuestro país tiene una larga y federal tradición en la suinocultura, recién en junio pasado se logró el autoabastecimiento y se alcanzó una balanza comercial positiva: hasta entonces siempre se importó más de lo que se exportó.
Según se plasmó en un encuentro del Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y la nueva Federación de Productores Porcinos Argentina (FPPA), tanto el ritmo de las exportaciones como el normal el abastecimiento del mercado interno muestran que la Argentina sostiene su producción y comercio de agroalimentos, superando las dificultades que aquejan a otros países debido a la crisis de la COVID-19, como indican informes de la FAO.
Durante el video-encuentro los representantes de la FPPA presentaron a las autoridades del Senasa (Carlos Paz, presidente y Carlos Milicevic, vicepresidente) el plan sanitario de trabajo delineado para este año, que reconoce al organismo estatal como un actor principal para el desarrollo de las actividades. “El Senasa es una institución relevante para el desarrollo del sector porcino. Es muy proactivo y trabaja muy bien con el sector. Nos sentimos muy apoyados por la actual gestión del organismo”, dijo Daniel Fenoglio, titular de la Federación.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin