Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Hay muchas historias emotivas, algunas pasan cerca nuestro”.

Hace largos años, el Juez de Menores de Mercedes, en charla ofrecida en Bragado, habló de la “desaparición” de los hogares de internación de niñas y niños. “El ámbito de cada familia, debe ser el lugar adecuado de crecimiento y así lo establece la ley de Minoridad”, explicó.

Vvvvvv

Seguramente era un buen propósito, lo ideal. Pero muchas veces, las intenciones chocan con la realidad. La Calle aprovecha este espacio, para destacar la labor cumplida por el doctor Julio Cámpora, un Juez que hizo historia a través de su cargo, su sensibilidad y decisiones.

Vvvvvv

De paso, hay que destacar la existencia de los hogares que funcionan en Bragado, en respuesta a cuestiones que plantea la existencia. No siempre las familias pueden contener a sus hijos y allí se colabora con la tarea de contención, afecto y educación. Por eso, hay que colaborar con las comisiones del Hogar Mignaquy y el Hogar Santa Rosa, de varones y niñas
respectivamente.

Vvvvvv

Hay institutos para adolescentes que funcionan fuera de Bragado, donde en algún tiempo, no tan lejano funcionó el Hogar del Joven, con internación. No siempre las derivaciones a estas instituciones son positivas, porque se trata de una edad donde surgen los mayores conflictos.

Vvvvvv

La Calle cree firmemente que hay que establecer políticas que ayuden a las familias. Es, en suma, la forma de evitar problemas en el futuro. No se trata de “ubicar” a los menores cuando en casa no los pueden atender… Hay que hacer que ese momento surja en la menor medida posible. Es la manera de evitar males mayores.

VVVVVVVVVV

Abigail en casa: “Es un milagro de Dios”

Abigail Jiménez y su familia celebraron el comienzo de un nuevo año en el barrio San Martín de Las Termas. La nena de 12 años que fue noticia cuando se viralizó la foto de su papá mientras intentaba cruzar con ella en brazos la frontera entre Santiago del Estero y Tucumán pasó una noche muy especial junto a sus seres queridos.
“El milagro se está haciendo en su vida”, dijo Diego Jiménez, el papá de la nena que lleva cinco años luchando contra un cáncer óseo. “Despedimos el año que no fue para nada bueno y le pedimos a Dios que siga ayudándonos”, agregó en diálogo con Clarín.
El caso de Abigail tomó notoriedad cuando el oficial Williams Sosa, por orden de sus superiores, le prohibió el paso en el área limítrofe de Santiago del Estero, una política tomada por algunos gobernadores con el fin de detener los contagios.
Luego de que la postal indignó a toda la Argentina, la nena fue internada en Santiago y posteriormente trasladada al hospital Austral de Pilar para ser analizada por especialistas. Allí, por recomendación de los médicos, se sugirió que atravesara la recuperación en su hogar para que pudiera estar cerca de su familia.
“Es un milagro de Dios”, aseguró Diego. “Es único y mágico lo de la gente, que está pidiendo con devoción por la salud de Abigail”, dijo y rogó que “sigan con las cadenas de oración”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin