Press "Enter" to skip to content

La Calle

La frase de hoy: “Todos esperamos con ansias la llegada del 15 de noviembre…”.

Siempre pasa en tiempo de elecciones. La incertidumbre empieza antes, con los primeros datos que “marcan” una tendencia y sigue luego a medida que se conocen resultados parciales. Después, desde este lunes, surgirán las especulaciones. ¿Qué cambios hará el gobierno, para transitar los dos años que tiene por delante?.

Vvvvvv

En los días previos, se oficializó un triunvirato que comandará la CGT. Allí quedó conformada una línea media integrada por Héctor Daer, Carlos Acuña y Hugo Moyano. Desde el arranque anticiparon su apoyo al gobierno de Alberto Fernández. Están preparando un acto que ratifique esa intención. Será una especie de “convocatoria a la lealtad”.

Vvvvvv

Un homónimo tanguero… Carlos Acuña fue un conocido cantor y letrista en la década del 40/50, grabando con distintas orquestas. Tenía una voz con estilo gardeliano. Su verdadero apellido era Di Loreto y murió en 1999, con más de 80 años. Es decir, nada que ver con el actual dirigente sindical, en cuanto a parentesco.

Vvvvvv

La selección argentina de fútbol jugó en la noche del sábado y logró un valioso triunfo ante Uruguay, mediante un lindo gol tempranero marcado por Ángel Di María. El equipo, con Messi jugando pocos minutos, no tuvo ribetes de alto brillo, pero el resultado acercó a la clasificación para el Mundial que viene. En Argentina el destacado fue el arquero Emiliano “Dibu” Martínez quien tuvo buenas atajadas, según su estilo…

Vvvvvv

Agosto es llamado el mes de los vientos… Sin embargo, hay veces que cambia su especialidad. El sábado, por ejemplo, llegando a mediados de noviembre, fue un día realmente novedoso, donde el silbo del viento se hizo sentir claramente y generó preocupación y lluvia.

Vvvvvv

Recuperando la puntualidad ferroviaria… Los viernes llega el tren de pasajeros a Bragado por la noche. El horario de arribo está fijado para las 23.50 horas, lo cual se cumple bastante puntualmente. La Calle es testigo de ese detalle, debido a su proximidad habitacional cercana a la estación ferroviaria. Allí dónde está el emblemático cartel de BRAGADO, que se encarga de recibir a los viajeros…

Vvvvvv

La música de Buenos Aires, en su momento de mayor auge, tuvo figuras que aun siendo extranjeros, se aclimataron rápido a los aires porteños. Un ejemplo para mencionar es el de Julián Centeya…

vvvvvv
Amleto Vergiati era italiano, nacido en 1910 en la provincia de la Parma. Llegó a Buenos Aires con su familia cuando tenía 12 años y es lógico que se sintiera argentino y porteño. Fue letrista de varias letras de tango; presentador de orquestas y autor de varios libros, con la temática social. Usó varios seudónimos, aunque perduró Julián Centeya. Estuvo casado con Gory Omar, hermana de Nelly, famosa intérprete del cancionero popular.
(Se publican fragmentos de su poema dedicado a Aníbal Troilo)

PICHUCO

Está boqueando lunas acusadas tu fueye
En el monólogo de la cosa, abierto,
Y me instalás en el hondo misterio
Con el último cigarrillo y un nombre de perfil que llueve, todavía,
La inútil ternura sobre la rosa-ladrillo del tiempo.
El suncho de tu tango gris
Se clava en la carne de la noche y estrola,
En el contrajuego, la baraja de la lágrima sola
Busca un bolsillo que sea como un país.

Vengo a escucharte, pero antes
Archivé las espaldas. Quiero estar de frente,
Como un domingo claro, subdividido a patios
Tajeado a medianeras,
Sembrao a calles potentes
De nuestro Buenos Aires-Tango.
Muerde una verdad tu fueye
Como la de no tener zapatos,
Como el haber vuelto inútilmente
A la calle cortada de una frente,
Que un día se nos subió a las manos…

  • Un día en que las cosas suceden de repente – Tu fueye aprisiona…
    Y reintegra paisajes de barro,
    Y devuelve cosas
    Siempre me devolvés cosas…
    Las que no te di y son tuyas,
    Las que no te sirven y valen por eso,
    La palabra amistosa
    La penumbra del cine Medrano,
    El recuerdo de un patio
    En la calle Cabrera,
    El humo de afiche de nuestro cigarro,
    Y el ir a menos, sobrados, parejos
    En este vivir que la madre ha prestado. Te escucho y es mío el pan caliente,
    La astilla clavada que duele,
    El rencor oblicuo,
    Aquel enero viudo,
    El vidrio del ojo de la vaca,
    El drama potente del señalero,
    La multitud-nadie,
    El último regreso,
    El cero de mi cuaderno,
    La culpa del otro,
    La vidriera de enfrente,
    El hambre de César Vallejo,
    El amor confesao de Homero
    Al farol balanceado de la barrera,
    Tajeando la calle en Pompeya,
    Su barrio orillero. En tu fueye está el ladrido esdrújulo de mi perro Chango,
    Cuya comprobada ternura me lengüeteó la sed de su cariño
    Y Malambo, que se murió en mis brazos.
    Yo les hablaba a mis perros, de vos, Gordo
    Y un fabuloso entendimiento nos juntaba.
    Y yo…
    Y yo crecí hasta perro…!
    Tu fueye…!
    Nada se parece tanto a vos como tu fueye
    Tu fueye…!
    Algo más: tu palabra
    Tu alma
    Tu sangre, tus ganas de nada,
    Tus ansias,
    Y la noche larga
    Y la copa volteada.
    Pichuco…
    En la jaula canta, llorando, el pájaro de la tarde, ciego,
    Y yo, desde el hueso digo: que sos
    EL BANDONEON MAYOR DE BUENOS AIRES…

Letra: Julián Centeya.