Press "Enter" to skip to content

La desaparición de María Cash: Una búsqueda que lleva 10 años y un identikit que siembra esperanzas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La joven fue vista por última vez en julio de 2011. Su papá la buscó durante mucho tiempo y murió en un accidente cuando repartía folletos con el rostro de su hija. Un grupo de peritos desarrolló un trabajo orientado a reactivar la búsqueda.

Por Rolando Barbano.

La de María Cash es una de las desapariciones más resonantes de la Argentina. La diseñadora de modas salió el 4 de julio de 2011 desde la terminal de ómnibus de Retiro hacia la ciudad de San Salvador de Jujuy. Tenía entonces 29 años. Cuatro días después le perdieron el rastro y nada más se supo sobre ella.
Hay datos que corroboran que estuvo en Salta el 8 de julio, porque fue captada por las cámaras de seguridad de la autopista, en la plaza de peaje. Pero desde entonces su paradero es desconocido y el caso está rodeado de incógnitas. A esto se suma una investigación deficitaria, a punto tal que recién en septiembre de 2019 la Justicia salteña creó una comisión para tratar de determinar, junto a Gendarmería Nacional y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), qué ocurrió con la joven.
Su papá, Federico Cash, inició una búsqueda incansable de María. Estuvo casi tres años recorriendo el país, soportando el dolor y amenazas que llegaban anónimas a su teléfono. “Su hija está muerta porque andaba en cosas raras”, llegó a escuchar al otro lado de la línea.
Federico murió en un accidente de tránsito mientras repartía folletos con el rostro de su hija. Fue el 28 de abril de 2014, cuando viajaba por la Ruta Nacional 152 y chocó contra otro vehículo en proximidades de la localidad de Puelches, en La Pampa. Tenía 70 años.
Luego de un largo tiempo sin novedades consistentes en la causa, en noviembre pasado se abrió una nueva esperanza: María del Carmen Gallego y Máximo Cash, la mamá y el hermano de María, gestionaron a través de un grupo de peritos el desarrollo de una reconstrucción que muestra cómo se vería el rostro de la joven en la actualidad.

El nuevo retrato de María Cash fue desarrollado con una técnica de proyección de edad.
-Los especialistas trabajaron entre cuatro y cinco meses en el retrato, con reuniones a distancia debido a la pandemia de coronavirus. Durante el proceso, estudiaron el rostro de Cash mediante el análisis de la parte ósea y muscular. “Se tuvieron en cuenta la posición de los lunares, los pliegues producto de los gestos, cómo envejecieron la piel y el pelo, el desgaste de los dientes y los músculos y la aparición de arrugas y surcos”, describió uno de ellos, Daniel Antiman.
La familia anhela que una imagen actualizada de María permita reactivar la búsqueda y que aparezcan datos fehacientes para que, de una vez por todas, termine la pesadilla.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin