Press "Enter" to skip to content

La familia del pintor Florencio Molina Campos advierte que 120 de sus obras están en riesgo

Reclaman “desde hace años” que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires abra el “Espacio Molina Campos”. Además denuncian que el Municipio de Moreno, ha dictado el Decreto 403/21 declarando al museo Florencio Molina Campos Patrimonio Histórico y la Ordenanza 34.204/21 que lo declara sujeto a expropiación poniendo en riesgo las obras que allí se conservan.

Este 16 de noviembre se cumplen 62 años de la muerte del artista plástico Florencio Molina Campos y su familia aprovechó la ocasión para advertir que 120 obras perteneciente a la Fundación que lleva su nombre están en serio riesgo porque el Municipio de Moreno, ha dictado el Decreto 403/21 declarando al museo Patrimonio Histórico y la Ordenanza 34.204/21 que lo declara sujeto a expropiación.
Los herederos del pintor en un documento señalaron “hemos hecho presentaciones formales ante el Congreso de la Nación y la Legislatura bonaerense porque, si bien el objetivo pareciera ser proteger el patrimonio cultural, en realidad, de prosperar, condenarían a esas 120 obras originales a terminar sus días arrumbadas en un edificio que nadie visita (por la inseguridad), del que justamente habrían sido retiradas hace años para evitar su deterioro (humedad e iluminación inapropiada) y por la carencia de sistemas de vigilancia y alarma acordes”.
“A partir de la citada Ordenanza han propiciado otra serie de ordenanzas nuevas e improvisadas y proyectos de ley en el Congreso Nacional y en la Legislatura bonaerense que, lejos de proteger, pone en riesgo esta colección que reúne unas 120 obras originales de su autoría. Sirva de antecedente que la Municipalidad de Moreno ya tiene bajo su tutela el rancho “Los Estribos”, en Cascallares, a 6 km. del museo, donde Molina Campos vivió y fuera recibido Walt Disney. Pese a haber sido declarada “Sitio de Interés Histórico” se encuentra desde hace más de 10 años usurpada, derruida y sumida en el abandono”, denunciaron.
“Como único nieto y descendiente directo de Florencio Molina Campos promuevo y aliento hace al menos 20 años la creación de un espacio dedicado a su obra en la Ciudad de Buenos Aires, donde no sólo nació y murió mi abuelo, sino que vivió la mayor parte de su vida (enseñó dibujo en el Colegio Nacional Nicolás Avellaneda, integró organizaciones culturales como la Peña del Tortoni y la Orden del Tornillo entre otras, se casó, tuvo a su única hija, Hortensia “Pelusa” Molina, realizó la 1° exposición en la Rural de Palermo y muchísimas más allí y en diversas galerías” dijo Gonzalo Gimenez Molina.
El comunicado presentado finaliza diciendo que “los socios fundadores de la Fundación Florencio Molina Campos previeron por estatuto que, en caso de disolución de la fundación los cuadros sean incorporados a la colección de obras del Museo Nacional de Bellas Artes. Es en la ciudad de Buenos Aires donde deberían exhibirse sus obras para disfrute de sus admiradores argentinos y extranjeros. Sólo hace falta la decisión política de poner la obra de Molina Campos a disposición del público”.

Fuente: (InfoGEI) Mg