Press "Enter" to skip to content

La frase de hoy: “Día para saludar a los ferroviarios, de antes, de ahora y de mañana”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La Calle ya habló de los sucesos producidos allá lejos en el tiempo, en que los trenes eran parte de la geografía. Hoy a 73 años de la nacionalización de los ferrocarriles, volvemos a encender velas por el regreso a su vigencia. Es que, aún estamos y aún confiamos… ¡Buen día, ferroviarios!

Vvvvvv

El contacto con los medios… Ha habido una revolución en los sistemas de comunicación en los últimos tiempos. Es lo que, durante el último año, ha permitido mantener comunicadas a las personas, sean públicas o del sector privado. Este reconocimiento, sin embargo, no impide que se lamente la falta de contacto presencial; mirarse a los ojos es una fórmula que fortalece el diálogo.

Vvvvvv

Por citar un ejemplo más o menos cercano, La Calle recuerda las charlas con representantes de los medios de comunicación, en tiempos del ingeniero Orlando Costa, intendente municipal por dos períodos. Tenía programado un encuentro mensual, reconociendo que muchos vecinos –a través del periodismo, podían hacer llegar inquietudes interesantes.

Vvvvvv

Los cronistas, incluyendo directores de los medios, se sentían tenidos en cuenta. No eran un número más en las llamadas virtuales. Es posible que sea una visión antigua y romántica de una situación que ha ido cambiando, en aras de la modernización. Hay sistemas antiguos a los que no se puede vivir añorando… (Podemos disculparnos por eso).

Vvvvvv

El ingeniero Costa es un especialista en temas del medio ambiente y La Calle tiene pendiente una charla con el exintendente, para evocar aquella época que no está tan lejos en el hecho.

Vvvvvv

Sucedió hace poco, en septiembre de 2011… Un auto del Turismo Carretera hizo rugir su motor en la helada superficie de la Antártida. La Calle, honestamente, no lo recordaba y resurgió el hecho en un programa deportivo del sábado… Veamos cómo fue aquello.

Vvvvvv

La idea fue de Hugo Mazzaccane, actual presidente de la Asociación de Turismo Carretera y tuvo varios estrechos colaboradores, entre ellos al piloto de Chacabuco, Roberto “Tito” Urretavizcaya. El Torino, auto argentino, pintado de azul, fue llevando en un Boeing hasta la base Marambio.
Después con 25° bajo cero, recorrió la pista de aterrizaje, a más de 220 kms/hora, durante unas dos horas. Fue un merecido homenaje a quienes están en aquellas lejanas latitudes, custodiando lo que es patrimonio nacional…
De nuevo… Nos vienen a la mente aquellas trasmisiones radiales de José María Muñoz, en las que, además del fútbol, se comunicaba con las bases argentinas en la Antártida. El “gordo” Muñoz tuvo relación con otros deportes, como el automovilismo, las bicicletas y el atletismo.
Las Fiestas Mayas, que ojala vuelvan este año, fueron organizadas por él y trasmitidas siempre por Radio Rivadavia. Sus colaboradores, como Gonzalo Pertierra y Carlos Alberto (hijo de Muñoz), llegaron varios años a Bragado en ocasión del Cruce.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin