Press "Enter" to skip to content

La frase de hoy: “El valor de la comunicación, verdadera y cerca de los hechos, es un deber que no envejece”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El propio papa Francisco que anda con dolores por la ciática que lo mantienen inmovilizado, siempre lo señala. Muchas veces ha cuestionado al “periodismo a distancia” que ha crecido con Internet. Es bueno no olvidarlo en este día, con el calor de los últimos días de enero.

Vvvvvv

Hay ciento de historias en cada pueblo, de anónimos habitantes que trascendieron y se mantienen en la memoria popular. Una fotografía de CAMILO, sacada en los tiempos de Insúa y Ortiz, nos acompaña desde una de las paredes de la redacción. Recurriendo a la memoria, hemos decidido contar lo poco que sabemos de él…

Vvvvvv

Se asegura que Camilo tenía casa y trabajo. Siendo joven un buen día decidió ir a un baile en 9 de Julio, ciudad que está a 60 kilómetros de Bragado. En la madrugada, desde allí decidió volver a Bragado, caminando… Se iniciaba su camino de linyera urbano…

Vvvvvv

CAMILO dormía en cualquier sitio, al aire libre con el cielo por techo y teniendo al silencio como compañero. Cuando hacía mucho frío o en medio de las lluvias torrenciales, encontraba refugio en un hueco que había descubierto, en la entrada a la Escuela N° 5. Los chicos lo miraron con curiosidad al principio, pero después se hicieron amigos. Comprobaron que era una buena persona, pese a la barba negra que fue creciendo, hasta taparle la sonrisa…

Vvvvvv

Esta historia transcurrió hace al menos, medio siglo atrás. Un día la rueda de los días iguales, cambió para Camilo. Llegaron familiares suyos que, según se dijo, vivían en Ramos Mejía. Cumplieron con los requisitos, a partir de presentarse en la Comisaría, anunciando que querían llevarlo a vivir con ellos…

Vvvvvv

Camilo encontró a seres que lo conocían de antes. Sin embargo, perdió la barba y viajó sin mucho entusiasmo a su nuevo domicilio. No fue por mucho tiempo, apenas meses. Un día sin decir nada, tal vez caminando, regresó a Bragado…

Vvvvvv

El CAMILO de la foto quiso recuperar su lugar en las calles de Bragado. Para algunos no fue una sorpresa: Era un hecho que no se adaptaría a las comodidades de una casa grande… Su mundo estaba en otro lugar.

Vvvvvv

MISTERIO: Es lo que rodea el final de esta historia: Un día Camilo dejó de estar en los lugares habituales. Desapareció… Se lo devoró la oscuridad en una noche oscura… Por eso, el relato tiene como final un interrogante.

VVVVVVV

DOS QUE FUERON TRES…
En estos días, tradicionalmente, se han vivido las alternativas previas de la Doble Bragado que está a punto de marcar su ausencia en el calendario deportivo, razón por la cual se la extraña mucho más.
En estos días de nostalgia, es bueno recordar a un trío que mucho hizo por mantener vigente al sacrificado ciclismo. Jorge GROSSO, “Pampa” REYES y Juan Carlos “Copo” BARAIBAR, ya no están presentes, pero el trabajo que hicieron en silencio, no quiere ni puede ser olvidado.
-Primero estuvieron Jorge y “Pampa”; luego se sumó “Copo” que arrimó brasas al entusiasmo siempre necesario.
Cada llegada de la Doble permite recordarlos y eso estamos haciendo ahora, desde el máximo reconocimiento, sabiendo que nos miran desde alguna estrella.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin