Press "Enter" to skip to content

La frase de hoy: “Hay días en que los recuerdos deciden pasar lista…”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Alguien hizo recordar a un tema que, escrito por Canaro y Caruso, supo cantar Carlos Gardel, el que cada día canta mejor, aunque partió de improviso el 24 de junio de 1935… El título era “La última copa” y fue rescatado del olvido por gente de Mechita, a la que saludamos con el afecto de siempre. En base a eso, La Calle decidió dedicar esta página a quienes, a lo largo del tiempo, se dedicaron a entonar la llamada “canción de Buenos Aires”, aunque se extendió por el país y el mundo…

Vvvvvv

El primero en conquistar Buenos Aires, según nuestros datos, fue Carlos SAAVEDRA, cuyo verdadero apellido era Gardella. Hemos oído para rescatar su voz tanguera desde el ayer, el tema “Por la gueya”, grabado con la orquesta de orquesta de Rodolfo Biaggi. Saavedra había nacido en Bragado el 2 de octubre de 1920. Nos dejó siendo joven, el 12 de noviembre de 1972.

Vvvvvv

En 1993, en homenaje a su trayectoria, la esquina de Mitre y Pellegrini, fue bautizada con su nombre, para lo cual vino su esposa e hijos a nuestra ciudad. La placa debe estar por allí, junto al recuerdo que dejó a través de su voz, como embajador bragadense.

Vvvvvv

No hay dudas que Jesús HIDALGO fue quien lejos más ha volado cantando temas tangueros y, en más de un caso, acompañándose con la guitarra. Viajó a Japón y Estados Unidos; grabó el Himno con Mercedes Sosa y hace poco estuvo en el teatro Colón acompañado por el maestro Walter Ríos. Jesús nació el 29 de enero de 1982 y como dijera Troilo “nunca se ha ido del todo” de Bragado y su gente.

Vvvvvv

Edgar RUBINO fue otro de los cantores que registró múltiples actuaciones en radios de Buenos Aires. Sus presentaciones en Radio Splendid, con el auspicio de Vinos El Sueño y la locución de Benjamín Benito y Armando Rolón, permanecen en la memoria de muchos tangueros. Su apellido real era Pecorelli y el 2 de junio de 1926 fue su fecha de nacimiento.

Vvvvvv

DOS AMIGOS SIEMPRE FUERON… Además ferroviarios y amantes de cantar tangos, cada cual con su estilo. Raúl MAURI, terminó viviendo en Lincoln, al ser nombrado jefe de la estación. Su tema preferido era “Destellos” y supo de penas propias, además de las letras de las interpretaciones. En la mayoría de las presentaciones en Bragado, era acompañado por el bandoneón de Rubén Fanciotti, buen músico nuestro. Su apellido era Miritello.

Vvvvvv

De los dos amigos, Edgar MUNÉ fue el último en partir. Seguramente en algún sitio los cantores se reúnen para animar veladas a puro tango. Un clásico del repertorio de Edgar Murno, tal su apellido, era “Yo nací en un conventillo de la calle Olavarría”. Vivió por años en calle Del Busto, antes de llegar a Pringles.

Vvvvvv

Cerramos esta reseña que no pretende ser completa, con el cálido recuerdo de Gregorio CORONEL, había nacido para el día de Reyes y nos dejó a los 87 años, allá por agosto de 2018. Cantó con orquestas conocidas en Bragado y fuera de la ciudad. Uno de esos músicos fue Enrique Mora. De impecable traje oscuro, supo ganar concursos locales y en varias ciudades de la región. Como los demás, fue feliz cantando, lo que no es poca fortuna.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin