Press "Enter" to skip to content

La historia detrás del hombre que sobrevivió durante 11 horas en el tren de aterrizaje de un avión a 60º bajo cero

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Sin opciones de vida en su Sudáfrica natal, Themba Cabeka se jugó el todo por el todo para cambiar su destino aun si esto le costará la vida.

Un hombre sobrevivió a 11 horas de vuelo a 60° C bajo cero en el tren de aterrizaje de un avión que tenía como punto de partida su tierra natal, Sudáfrica, y como destino el Reino Unido, en busca de una vida mejor. Su amigo, que se embarcó con él, no tuvo tanta suerte y murió durante el viaje. Pese a que la historia de Themba Cabeka ocurrió en 2015, salió a la luz en enero de este año gracias al documental The Man Who Fell from the Sky, el cual se transmitió por el canal británico Channel 4.
Cabeka, de 30 años, comentó que nunca conoció a su padre y que su madre lo abandonó a los tres meses de edad. Fue su abuela quien lo crio de bebé hasta el 2009, cuando falleció.
Al quedar solo por completo, al poco tiempo después dejó de estudiar, ya que no podía pagar la matrícula y, en 2011, terminó viviendo en la calle, cerca del aeropuerto de Johannesburgo. Allí conoció a Carlito Vale, un joven mozambiqueño que vivía en un orfanato, después de haber resistido la guerra civil.
Ambos querían mejorar sus vidas y cuando encontraron un libro sobre aviones que uno de ellos llevaba consigo, decidieron que migrar era la opción para alcanzar su objetivo.
Dicho y hecho, en la noche del 18 de junio de 2015, Cabeka y Viale se vistieron de negro, se acercaron al aeropuerto de Johannesburgo, saltaron la valla y se escondieron esperando el avión elegido.
Se ocultaron durante 15 minutos hasta que vieron un Boeing 747-400 de la compañía British Airways a punto de despegar. Entonces, aprovecharon su oportunidad y se treparon al avión a través del tren de aterrizaje. Luego se acomodaron en el amplio compartimento donde reposan las ruedas.
“Tuvimos que encogernos. Escuché el motor en marcha, mi corazón latía muy rápido, sabía lo peligroso que era, pero tenía que correr el riesgo. Llegué al punto en que ya no me importaba vivir o morir“, aseguró Cabeka.
Cuando el avión despegó, Themba se aferró a los cables del avión. Unas horas después, Carlito perdió el conocimiento por falta de oxígeno y nunca volvió a despertar. Seguido a esto, cayó sobre el Reino Unido en el techo de un edificio de Londres.
Luego de que el avión aterrizara, Cabeka se estrelló en la pista y permaneció semi inconsciente hasta que los guardias de seguridad lo encontraron. Allí fue derivado al hospital más cercano, donde permaneció seis meses en coma.
Themba sobrevivió de milagro, ya que, según explicó un médico, el cuerpo del sudafricano estaba a una temperatura de -60º C, lo que mantuvo al hombre en un estado de animación suspendida. “Con una temperatura corporal baja, el corazón, el cerebro y otros órganos entran en un modo standby, en el que no necesitan tanto oxígeno, lo que limita el daño a las células y los órganos”, agregó.
Después de salir del hospital, Cabeka solicitó asilo en el Reino Unido y ahora vive en Liverpool. A pesar de tener algunas consecuencias y seguir necesitando ayudas monetarias para sobrevivir, el sudafricano está “encantado” con su nueva vida.

Carlito Viale, junto a su esposa. (Foto: My London)

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin