Press "Enter" to skip to content

La Justicia investigará la muerte de Belén San Román

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Luego de una presentación hecha por la Dra. Valeria Alcain, en representación del padre de la víctima, se conoció que la causa se reabrirá.

El caso de Belén San Román, la oficial de policía que decidió quitarse la vida tras el hostigamiento que sufrió luego de que se viralizaran imágenes íntimas, causó gran consternación en Bragado e incluso fue reflejado por medios nacionales.
Si bien el dolor persistirá por siempre en sus familiares, amigos y allegados, una noticia que se conoció en las últimas horas podría representar algo de alivio.
De acuerdo a lo que se dio a conocer desde el “Estudio Jurídico Integral” de la abogada Valeria Alcain, la causa fue reabierta y la Justicia investigará lo sucedido.
El pasado 29 de Abril el fiscal del caso decidió desestimar la investigación y archivar la causa entendiendo que no existía delito y que el fallecimiento de Belén San Román fue a causa de un suicidio.
Sin embargo la Dra. Alcain, en representación del papa de la víctima, hizo una presentación ante la Justicia y en menos de una semana se reabrió la investigación.
“Que nadie se olvide de este caso. Que nadie se olvide que la no tipificación de delitos no puede ser excusa para que estos crímenes por odio de género queden impunes. Hoy Belén somos todas. Necesitamos que la justicia esté a la altura de la normativa internacional y actúe con perspectiva de género y derechos humanos” expresó la abogada.
Belén San Román tenía 25 años cuando se auto disparó el pasado 30 de Noviembre de 2020, en su domicilio con su arma reglamentaria. Se encontraba de licencia luego de que se viralizaran fotos y videos íntimos, cuestión que le generó un gran impacto emocional y que derivo en que la división de Asuntos Internos de la Policía le abriera un sumario interno.
Fue encontrada en su vivienda de barrio FONAVI I aún con signos vitales y quedó internada en grave estado en el Hospital Municipal San Luis, lugar donde se confirmaría su fallecimiento cinco días más tarde.
El caso generó un gran impacto y fueron innumerables el pedido de que se haga justicia por la muerte de la joven.
Desde el entorno de la víctima se señala a un sujeto que se encontraba detenido en aquel momento y con quién Belén habría mantenido algún tipo de relación virtual, como el acusado de difundir y viralizar las imágenes.
Cabe recordar que en la última reforma del Código Penal fue incorporada la figura de “Pornovenganza” que se refiere a la difusión sin consentimiento de imágenes o grabaciones de audio de naturaleza sexual producidas en la intimidad.
La pena contemplada se agrava si la persona fue pareja de la víctima, si la víctima es menor de edad o si el delito se comete con fines de lucro.
La pornovenganza configurada dentro de los delitos informáticos, establece una pena de prisión de 6 meses a 2 años o una multa económica (Desde $10.000 a $100.000), en tanto que los agravantes previstos pueden llevar la pena de prisión de 1 a 3 años.
Sin embargo, a mediados de año, el Senado de la Nación avanzó en el aumento de las penas por la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento.
El proyecto de Ledesma modifica los artículos 155 y 169 del Código Penal, ubicados en el Capítulo sobre Violación de Secretos y la Intimidad, para castigar la “difusión y/o publicación de imágenes no consentidas de contenidos de desnudez, sexual o erótico de personas”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin