La Justicia poniendo las cosas en su lugar…

Especial para “La Voz”

La noticia llegó en la post-Navidad, como si alguien hubiera dejado un regalito en el árbol. En este caso, leído por el gobierno de Alberto Fernández, presidente y profesor de Derecho Constitucional.
Es decir, no se puede no aceptar los fallos de la Suprema Corte, como si fuera un chico caprichoso que no quiere ponerse la camperita a pesar de haber refrescado…

La Corte Suprema, es el máximo órgano que se expide después de mucho estudio, sea por acciones del gobierno o del más desconocido de los habitantes. No se puede disponer por gusto o amistad, sino en base a los argumentos jurídicos. De no ser así, cada uno resolvería a su modo y todo sería un enorme desorden.
El presidente Fernández así lo entendió y ya empezará a girar fondos a la Ciudad de Buenos Aires, los cuales le habían sido quitados para “resolver un reclamo policial” de la Provincia. Al mismo tiempo, enviará un proyecto para lograr el respaldo del Congreso respecto a la decisión. Recordar que, en todo caso, el Poder Legislativo tampoco puede desconocer los fallos de la Corte. Como dice una canción infantil, “cada cosa debe estar en su lugar”.

Compartir en: