La UCR Bragado y el dólar soja: “Es una emboscada de Massa al campo por 5.000 millones de dólares”

Marcelo Bondoni cuestionó las medidas del Banco Central, coincidiendo con las entidades ruralistas.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) estableció una nueva restricción cambiaria para quienes participaron del programa del “dólar soja”. Luego de que el comunicado se prestara a confusión, aclaró que la medida no comprende a las personas físicas. Pero pese a esto, el campo no tardó en cuestionar la medida, y desde el Comité UCR Bragado también fijaron posición.
Al respecto, la Comisión de Economía, Producción y Finanzas Públicas del Comité, que preside el contador Marcelo Bondoni, rápidamente se alineó con las expresiones de las entidades agropecuarias, coincidiendo en que “la medida va a tener un impacto sobre el flujo de ventas de productores, acopiadores y cooperativas hacia los exportadores. Esta medida es perjudicial para la cadena de soja”.

Para Bondoni, “es una emboscada de Sergio Massa al campo por 5.000 millones de dólares”.

Sus conceptos fueron en consonancia con los representantes de las entidades agropecuarias. “El Banco Central le hizo una emboscada a los comercializadores de soja, porque abrió una puerta, les dio una posibilidad, el productor respondió con muchísimas ventas, y una vez que se llenó, vienen con esta medida. El Banco Central nos tiene acostumbrados a esto, hace unas semanas sacó una limitante para el que tenía más del 5% de soja en su poder, el acceso al crédito se le iba a ver encarecido. Todo parece como extorsiones”, expresó por su parte Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).
La cámara que agrupa a las exportadoras también apuntó contra la medida: “La medida del BCRA dirigida a cooperativas, acopiadores y productores que vendieron soja a los exportadores es restrictiva y limitante del mercado cambiario, además de perjudicial para toda la cadena de la soja”. Y Horacio Salaverry, presidente de CARBAP, señaló que “el Banco Central sigue aplicando métodos extorsivos y discriminatorios con el sector agropecuario. Y ante esto aparece la complacencia del ministro de Economía y el secretario de Agricultura de la Nación que, más allá de sus dichos, no han hecho nada para impedir este tipo de cosas”.

Los productores de soja comercializaron el viernes pasado más de 600.000 toneladas y acumularon así casi 9 millones en diez jornadas, desde el lunes 5 de septiembre que entró en vigencia el Programa de Incremento Exportador, que implementa un tipo de cambio de $ 200 por dólar para las exportaciones de la oleaginosa, que vence el 30 de septiembre.

Bondoni coincidió en el análisis que “la secuencia de lo que sucedió pinta de cuerpo entero la descoordinación de un Gobierno que hace de la palabra un activo sin valor. Primero, pidió ayuda al campo. Después, les tendió la emboscada con un dólar a medida. Los productores vinieron y liquidaron miles de millones de dólares. Y luego, cuando todos estaban conformes, les cerró la puerta”.
Finalmente, el economista de la UCR Bragado fue tajante en su sentencia: “¡Es con el campo, no contra el campo!”.

Compartir en: