-Las fotografías fueron publicadas desde la Parroquia Santa Rosa

Allí instituyó la Eucaristía, convirtiendo el pan y el vino en referencia a su carne y sangre, “Hago esto en conmemoración mía”, dijo y la tradición supera los siglos.

Fue allí donde, en gesto que costó entender a algunos apóstoles, lavó los pies a ellos, diciéndoles: “Ustedes deben lavarse los pies unos a otros; les he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con ustedes, ustedes también lo hagan”. El señor marcó un modo de ofrendar humildad y servicio a sus fieles.

Compartir en: