Press "Enter" to skip to content

Los 10 años de PapelNonos, el grupo que siempre regalará sonrisas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Qué actividades realizan, cuántos vecinos participan y el lugar especial que los espera. Susana Riva, una de las referentes, compartió su emoción a La Voz.

La vida pasa rápido. Una de las cosas que enseña es a no bajar los brazos, a pesar de cualquier dificultad. No importa nada, salvo las ganas de hacer. Ellos lo entendieron desde el segundo inicial. Desde ese momento, no paran de ofrecer amor. Y si se complica por el aislamiento, buscan la manera.
Son los PapelNonos, un grupo que el sábado último cumplió 10 años en la ciudad. Le dan vida unos adultos mayores que, con su llamativa vestimenta e instrumentos, son sinónimo de alegría.
Consultada por La Voz, Susana Riva, una de sus referentes, dijo que la evaluación de estos 10 años es «muy positiva». «Empezamos con muy poquita gente y ahora somos alrededor de 20-25. Depende porque al ser adultos mayores algunos por enfermedades no van más, otros porque han fallecido. Pero igual nos mantenemos», agregó.
Y avanzó: «Se ha formado un grupo muy solidario, muy alegre, muy compañero, donde todos tiramos para el mismo lado. Hemos hecho un montón de cosas buenas, calculo yo, de ayudar a distintos lugares, de asistir al hospital, a jardines, a las escuelas».
Durante todo este tiempo, los integrantes del grupo aprendieron a construir instrumentos y participaron en diferentes encuentros, como el de tránsito para alumnos de jardín. «Ahora justo este año habíamos empezado un taller de reciclado porque pensábamos dar una comedia sobre el medio ambiente. Todo esto nos frenó», lamentó.
Para hacer más llevadera la cuarentena, siempre se comunican por WhatsApp o llamadas. «Extrañamos cuando no nos vemos porque es como un escape a olvidarse un poco, todas las semanas, de problemas y de enfermedades y disfrutar del momento que nos juntamos», expresó.
En lo personal, PapelNonos también es muy importante porque también participa su esposo. «Miguel me acompaña desde el primer momento. Estamos juntos los dos, para todo», valoró.
No dudó un instante en confesar que estos 10 años del grupo la ponen «muy feliz». «Nunca hubiera imaginado que podría llegar a hacer una cosa así. Para nosotros es una maravilla», amplió.
El Hogar de Ancianos San Vicente de Paul los recibe desde un primer momento. Por eso, todos los meses llevan mercadería para los abuelos. Marzo no fue la excepción y este domingo pasó Juancito a dejar lo que pudieron juntar. «Es un agradecimiento porque no nos cobran nada y disponemos de un lugar cómodo y bueno», redondeó Riva.

PapelNonos, a principios de año
«Juancito» entregó mercadería al hogar San Vicente
Susana junto a Miguel, su compañero
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin