Press "Enter" to skip to content

Los 7 pueblos más pintorescos de Italia

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-De la Toscana a Umbría, pasando por Viterbo y la costa Amalfitana, la península tiene decenas de pueblos escondidos entre la montaña, el valle y los acantilados, frente al mar

San Gimignano, uno de los más renombrados.

Por su cultura, su historia, su arte y la naturaleza de sus paisajes, Italia es un destino imperdible para los amantes de recorrer rincones escondidos y mágicos. Pasear en auto parando cada tanto y perdiéndose a pie entre sus callecitas es un plan fascinante. Buena gastronomía, grandes leyendas y un sinfín de escenarios para recrear la vista.

SAN GIMIGNANO
En la Toscana, desde lo alto de las torres de San Gimignano se ven bosques de cipreses y sierras enigmáticas. Fue núcleo vital en la Edad Media, cuando la ruta más importante de Italia –la vía Francigena– la unía con el resto de Europa. De entonces datan sus principales monumentos que están sobre las plazas de la Cisterna y la de la Catedral. Tiene además edificios medievales como el palacio Tortolini Treccani, las torres Güelfas Gemelas y el palacio de la Podestá. ¡Fabuloso!

CIVITA DI BAGNOREGIO

Tiene una vista imperdible sobre el valle del Tíber y está a 120 kilómetros de Roma, en la provincia de Viterbo. Fue fundado hace 2.500 años por los etruscos. Lo habitan de forma permanente sólo cuatro personas, pero es la casa de fin de semana de actores famosos, empresarios y artistas. Hay quienes alertan sobre la estabilidad de la zona, porque está en la punta de una colina arcillosa, que cada vez se erosiona y se desprende más. Como sea, hoy es una belleza imperdible.

RAVELLO

En la costa Amalfitana es un pueblo elegante rodeado de las típicas villas señoriales. El corazón está en Piazza Vescovado, entre el Palacio Rufolo y la Catedral, que tiene un campanario de 35 metros. Un gran dato.

CASTIGLIONE DEL LAGO

En la región de Umbría, las colinas que rodean el lago Trasimeno están a 38 kilómetros de Perugia. Tierra de artistas, se destaca por la calidad y conservación de su patrimonio artístico. Una verdadera joya.

PORTOFINO
A 50 kilómetros de Genova está este pueblo rodeado de mar y de montaña. Fue fundado durante el imperio romano con el nombre de Portus Delphini, por la cantidad de delfines en sus mares. Es famosos por sus casas coloradas y por su puerto con yates de lujo mezclados con los barcos de pescadores. Funciona como un must.

MANAROLA
Forma parte de las Cinque Terre –Cinco Tierras– que es la zona compuesta por los pueblos de la provincia de La Spezia, en la región de Liguria, al noroeste de Italia. El resto son Monterosso, Vernazza, Corniglia y Riomaggiore. Entre viñedos, olivares y cítricos, es expresión de cómo se puede aprovechar el terreno rocoso y escarpado. De los más bonitos de Italia… ¡lejos!

Manarola, una belleza en Cinque Terre.

ASÍS: En la provincia de Perugia, en la región de Umbría, en el centro de la península, es un pueblo que sabe de arte y tragedia. Se necesitaron meses de minucioso trabajo para restaurar los frescos de Giotto, que datan de 1290. Fue tras el desplome del techo de la bóveda de la basílica superior de San Francisco, tras el terremoto de 1997. Aquí nacieron y murieron Santa Clara y San Francisco de Asís. La atmósfera medieval se percibe en el ambiente, entre murallas, un teatro y un anfiteatro. Uno de sus edificios romanos mejor conservados es el templo de Minerva, que luego fue transformado en la iglesia de Santa María. ¡Un clásico que no falla!

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin