Press "Enter" to skip to content

Los adultos mayores nos siguen enseñando

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por Marita Gelitti

El Gobierno nacional decidió que el día 3 de abril las entidades bancarias atendieran físicamente a jubilados, pensionados y beneficiarios de prestaciones sociales, que no poseían tarjetas activadas u otros medios de cobro electrónicos.
La foto que ilustra este comentario es más que locuaz para describir lo sucedido. Me pregunté al ver las imágenes si las autoridades habían analizado el universo de personas que acudirían a los bancos por no poseer otro medio de cobro o por razones culturales, en ese caso, ¿podrían haber definido atención segmentada, por ejemplo por terminación de número de documento?
Más profundamente es importante replantearse la necesidad imperiosa de la apertura de bancos durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, por revestir, desde mi punto de vista, el carácter de esencial. Y atender de esa forma no sólo a este universo, sino otras operaciones que devienen indispensables para el desarrollo de las actividades económicas que siguen en movimiento por ser las que garantizan alimentos y recursos indispensables para el país -alimentos, fármacos, medios de comunicación y otras actividades-
Nuestros adultos mayores -los más vulnerables- no son los culpables, como dejó entrever el Presidente en una nota radial, sino víctimas de niveles de improvisación e irresponsabilidad de funcionarios que están casi exclusivamente abocados a la coyuntura.
El Banco Central, la ANSES, el sindicato de bancarios son los responsables directos. Lo mínimo que deben hacer es pedir disculpas y corregir estos desajustes a futuro.
Los gobernantes que toman las decisiones deben estar a la altura de las circunstancias para no exponer más a los más vulnerables. No dejo de sentir el miedo de las consecuencias para la salud de muchos de aquellos que hicieron filas, durante horas. Sólo el tiempo lo dirá.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin