Press "Enter" to skip to content

Los adultos mayores se amigan con las TIC

  • Si bien existía una tendencia creciente en los últimos años se espera que la pandemia haya potenciado esta vinculación.
  • Además nuevas posibilidades de acceso a estas tecnologías y plataformas de formación brindan nuevas oportunidades a este grupo etario.

Durante años en nuestro país, la generación de los denominados Senior o Baby Boomer, es decir las personas que hoy tienen entre 60 y 75 años, fue la franja de población más reacia a los cambios tecnológicos y a la adopción de los mismos. Sin embargo, en este último tiempo, han experimentado un importante acercamiento a las mismas, adoptándolas en su vida cotidiana. La necesidad de efectuar trámites en forma virtual, las oportunidades de financiamiento para acceso de estos grupos de edades a las nuevas tecnologías, pero sobre todo el propio impacto del aislamiento por la pandemia que obligó en muchos casos a la utilización de estos dispositivos para estar en contacto con sus seres queridos; son algunas de las principales razones por las que el muro tecnológico parece haber caído para nuestros adultos mayores.

LOS ADULTOS MAYORES Y LAS NUEVAS TECNOLOGIAS

Esta generación es la que tenía entre 20 y 35 años cuando la revolución tecnológica digital comenzó a impactar en la humanidad. Es considerada como la última generación analógica y por ende sus trabajos tuvieron pocas experiencias con estas nuevas tecnologías y cuando estas entraron al mercado laboral fue tarde para sus desarrollos profesionales razón por la cual había pocos incentivos para formarse en ellas.
Si tenemos en cuenta que las computadoras personales para uso hogareño en nuestro país comenzaron a venderse hacia finales de la década del 80’ y se instalaron efectivamente avanzado los 90’; o que internet ingresó en nuestro país hacia mediados de la última década del siglo pasado y generalizándose en los hogares bien entrado el siglo XXI, ni hablar de la introducción de los celulares táctiles con acceso a internet donde ya debemos hablar de la década del 10’ de este siglo; comprendemos las razones por la que los denominados baby boomer fueron reacios a estos avances.
Sin embargo, esto parece estar cambiando y se espera la realización del Censo Nacional este año para evaluar el verdadero impacto que estas tecnologías han tenido en este conjunto poblacional. Entre otros factores, el censo permitirá ver la disminución de la brecha digital en nuestros adultos mayores que se produjo durante la pandemia que nos afecta desde el 2020. Los datos que este estudio revelen podrán ser comparados con los datos de la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al cuarto trimestre de 2019 en aglomerados urbanos.

QUE SE OBSERVA

Respecto a los estudios privados en la materia que se han visto en este último tiempo, indican que los adultos mayores están cada día más conectados a lo virtual, son más dinámicos y participativos y están dispuestos a realizar el esfuerzo de integrarse al mundo tecnológico, sin dejar de lado los medios convencionales. De acuerdo con una encuesta realizada por Ipsos, publicada en la agencia Another, el 54% de los Baby Boomers en Argentina utilizan Facebook y el 20% incursionó en Instagram, mientras que 9 de cada 10 utilizan WhatsApp a diario.
En tal sentido los estudios adelantan que “la aceleración tecnológica en la que vivimos, sumado al cuidado de la salud a través de la permanencia en casa, ha provocado una serie de cambios respecto a cómo la gente interactúa con su entorno generacional y con las personas que están fuera de él. Las redes sociales y el uso de la tecnología para esta generación, van más allá de la simple convivencia: solucionan o previenen problemas de salud y mejoran su calidad de vida. De hecho, está comprobado, las redes sociales pueden tener la capacidad de potenciar la actividad mental de una persona mayor”.
Según los datos del informe de la encuesta de hogares que citamos arriba publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, en el 2.019 el 53% de las personas mayores de 75 años utilizaba celular, computadora e internet, mientras que la población de 60 a 74 años el porcentaje que utiliza estos bienes y servicios de las tecnologías de información y comunicación alcanza ahora el 84,2%. A los especialistas ya les sorprendía como este último grupo etario prácticamente había igualado a otros respecto al uso de tecnologías para ese año, donde por ejemplo había una diferencia de diez puntos nada más con respecto a los de 45-59 y esperan que el censo revele un incremento aún mayor.

PLAN MI COMPU

Una de las mayores dificultades con las que se encuentran los adultos mayores, es la posibilidad de acceso a estas tecnologías. Es que los precios dolarizados en estos equipos resultan inaccesibles en muchos casos para las jubilaciones que perciben la mayoría de los argentinos. Por esta razón el gobierno nacional, lanzó hace tres días el Plan Mi Compu, una línea de créditos en cuotas para jubilados y pensionados.
El beneficio se otorga a través de ANSES que articula con el Banco Nación para acceder a computadoras. Esta línea especial de créditos a tasas preferenciales permite la compra en cuotas de equipos como notebooks, netbooks, tablets y celulares. La promoción del banco permite por ejemplo la comprar celulares con descuentos del 30% y 18 cuotas sin interés. Para acceder a estos préstamos, los jubilados y pensionados que estén interesados, deberán sacar turno en la web del Banco Nación. Una vez allí, serán asesorados para solicitar el Plan Mi Compu.

ACCESO Y FORMACION PARA INCLUIR A NUESTROS ADULTOS MAYORES

Mónica Roque, secretaria de Derechos Humanos, Gerontología Comunitaria y Género de PAMI había afirmado tiempo atrás que los estudios del INDEC demostraban que no hay una imposibilidad cognitiva en relación a la tecnología, pero sí más dificultades por cuestiones que tienen que ver con temores, con una percepción de autoeficacia menor en esta área del conocimiento.
En Argentina la brecha digital entre las personas mayores y el resto de la población en cuanto al acceso y uso de nuevas tecnologías, se intensifica a partir de los 75 años. Para lograr achicar la misma se deben atacar este punto desde dos frentes, el primero económico ya que estos equipos suelen tener costos muy altos para personas que ya se encuentran disfrutando de su jubilación. En este aspecto experiencias como la lanzada por el gobierno esta semana a través del plan “Mi Compu” abren una posibilidad.
La segunda de estas cuestiones es apostar a la educación de los mayores en TIC reconociendo en la misma a la accesibilidad cognitiva como un derecho, donde se puedan probar metodologías que resulten amigables para públicos que no son los más familiarizados con las tecnologías. En este aspecto no es solo el estado quien debe iniciar esta formación a nuestros adultos mayores, también el sector privado puede beneficiarse de esto.
En esta línea la firma nacional EXO, la cual comercializa computadoras y otros dispositivos que se encuentran dentro del plan Mi Compu, ha visto una gran oportunidad comercial creando una plataforma formativa para los adultos mayores. La web mayoresconectados.com.ar es un servicio de formación, donde se enseña desde aspectos básicos del funcionamiento de una computadora, Tablet o celular, como como limpiarlos y mantenerlos operativos, como conectarse a internet, hasta cursos más avanzados. Además se pueden descargar videos, documentos y guías para facilitar el aprendizaje. Pero también ofrece una red social de contacto para adultos mayores, con foros y juegos en los cuales pueden jugar entre ellos o incluso con sus nietos.
Esta estrategia de EXO no es casual, y es que el mercado tecnológico para los Baby Boomers en Argentina implica referirnos a un 20% de la población actual del país, unos 7,6 millones de habitantes. No obstante es un buen modelo a imitar por otras empresas, porque cuando hablamos de innovación y mercado en estos tiempos, no solo debemos pensar en mayores volúmenes de ventas, sino en brindar valor social al producto que estamos colocando.

Compartir en: