Press "Enter" to skip to content

Los artesanos locales viven sus días más difíciles

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Gladys Lencina contó cuáles son las consecuencias de esta pandemia

La plaza San Martín los extraña como nunca. Las hojas que hace caer el otoño bien podrían ser lágrimas. El lugar ya no es el mismo y sus veredas no mienten. Al igual que en los años anteriores, tenían programadas las ferias de marzo y mayo. Ahí se esperaba una multitud, esa que los acompaña desde un primer momento. Pero no.
Son los artesanos locales, que viven sus peores días por una pandemia que les cambió la vida. Acostumbrados a los espacios verdes y los viajes, ahora no les queda otra que seguir con manos a la obra para no caer.
Con la idea de conocer qué sienten, La Voz dialogó con Gladys Lencina. Junto a Carlos González, su marido, levantan la bandera de Artesanos Independientes, un grupo que supo de épocas más que buenas.
En primer término, lamentó que por estos días “está todo mal” para estos trabajadores. La única opción es ofrecer sus obras en las redes sociales y soportar cuando no se concreta ningún pedido.
“Acá, en Bragado, por ahí uno se la rebusca más porque tiene más conocidos”, destacó. Por estas tierras, son alrededor de 20 los artesanos y “casi todos viven de esto”, tal cual añadió.
Además, comentó que “a nivel país se la está pasando muy mal”. De eso sabe porque está en un grupo de WhatsApp con artesanos de todos lados que buscan alguna ayuda del gobierno nacional. “Esto se planteó y estamos a la espera”, amplió.
Consultada por lo que significó dejar la plaza, respondió que “es muy feo” porque ahí encuentran el éxito. “No tenemos, en este momento, nada”, sumó para resumir un doloroso presente.
Como ama este mundo, no dejó de crear los duendes que vende por su Facebook. Debido a la situación, también confecciona barbijos, elección que “es como para ocupar un poco el tiempo”, según expresó.
Viven una situación límite y saben que de ella aprenderán más que de cualquier otra. “Siempre pensamos en positivo. Esperemos que esto pase pronto y ya podemos hacer, aunque sea, alguna feria local”, redondeó consciente de que “la gente no tiene plata en este momento”.

Gladys Lencina y Carlos González, de Artesanos Independientes.
Duendes, el mundo que apasiona a Gladys.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin