Press "Enter" to skip to content

Los Delirios de Don Héctor una vez más

El día sábado se presentó esta banda de jóvenes que es llevada adelante hace varios años. Todo comenzó como un sueño que ahora mismo se encuentran cumpliendo.

Los Delirios de Don Héctor una vez más

Ya hace varias fechas llenan cada lugar al que van, porque se puede apreciar con tan solo presenciar sus shows lo que transmiten, el amor por lo que hacen. Es este caso agotaron la venta de entradas anticipadas y vendieron más en puerta.

Los Delirios de Don Héctor una vez más

Este 9 de abril que transcurrió se presentaron en Makoy, un bar que hace poco abrió sus puertas. Ellos hacen cerveza artesanal, desde el año 2008. Es un sitio donde podés disfrutar de su producción y también podés deleitar sus comidas.
Allí se armó un escenario y empezó la magia. Primero tocaron los Delirios, banda conformada por Thiago Ghibaudo Farias en la voz, Nazareno Lombardo en la batería, Juan Caporale guitarrista y Valentino Donantueno en el bajo. Tuvieron una lista de 8 canciones, y la concurrencia fue grande, desde adultos a adolescentes.
“Esto es mágico, los cuatro estamos felices. Hace cuatro fechas que todo está saliendo como esperábamos y más. La gente que nos sigue, nos sorprende día a día”.
Paulo Dacal Coñequir, baterista de la banda que luego se presentaría, cumplió el sueño de la banda y los acompaño en uno de sus temas finales. Mencionó haber ido a ver a su banda favorita. Y luego, Rudamacho invitó a Thiago a cantar una canción con ellos, de la banda Virus, “el probador”, realmente, un sueño hecho realidad.
RudaMacho, está integrada por tres personas, con amor a la música y a los escenarios. Luego, un niño que se encontraba allí presente, entre el público (en ambas presentaciones), con su libreta y su lapicera, deslumbró a todos con su arte. Este pequeño, al finalizar, se acercó a los integrantes y les regaló dibujos, que hizo mientras ellos tocaban.
Al finalizar todos pudieron reunirse, tomar algo, y compartir anécdotas de sus carreras. Algunos comenzando, otros con mucha trayectoria.

Compartir en: