Press "Enter" to skip to content

Marcela Benítez se refirió a la reanudación de las clases tras las vacaciones de invierno

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aseguró que todo se desarrolló normalmente y destacó el compromiso de los estudiantes para cumplir con todas las medidas de bioseguridad.

Ayer retornaron las clases en toda la provincia de Buenos Aires tras las dos semanas de vacaciones de invierno. La vuelta se dio bajo las mismas condiciones en las que se venía trabajando, es decir, que se usa el formato de “burbujas” para poder garantizar el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad implementadas por la pandemia.
Marcela Benítez, directora del nivel secundario de la Escuela Normal, explicó que la metodología utilizada es la que indica el Plan Jurisdiccional y que al tratarse de una institución con una matrícula alta, los estudiantes deben asistir en grupos.
“Se establece una semana de presencialidad para uno de los agrupamientos y el otro, que no concurre a clases esa semana tiene otras actividades como pueden ser clases presenciales de educación física o la pos-hora virtual” comentó.
Destacó que los alumnos cuatro horas todos los días y aseguró que en cada retorno a las aulas, los jóvenes muestran un gran entusiasmo: “Muchas veces leemos y escuchamos decir que la escuela es un espacio de sociabilización, realmente es así. Los alumnos necesitan de los profesores y los profesores de sus alumnos así que sin dudas que es un espacio de encuentro y donde se busca pasar el tiempo de la mejor manera posible”.
Por otro lado la directora del establecimiento señaló que se cumplen con todos los protocolos y que muchas de las modificaciones que tuvo la escuela llegaron para quedarse por lo cual se van adaptando a las nuevas formas.
Al ser consultada sobre como manejan la situación de los jóvenes que egresan este año y pensando en los que vienen, Benítez contó las sensaciones que les genera esta situación que los atraviesa en esta etapa especial: “El año pasado fue feo ver como ellos transitaron su último año, pero algo se pudo hacer como el acto de fin de curso que si bien no reemplazo las otras actividades que hacia la escuela, pudieron tener su acto presencial. En este 2021 pudimos hacer el ingreso de del primer día de manera cuidado y antes del receso habíamos empezado a trabajar en algunas propuestas que involucran a esta promoción y a la que viene”.
Sin saber cómo será el escenario en 2022, Marcela Benítez subrayó que los chicos son muy conscientes y cuidadosos de todos los protocolos: “Saben hasta dónde pueden y hasta donde no dentro de la escuela. No transgreden y comprenden muy bien lo que está sucediendo con el tema de la pandemia”.
La Escuela Normal estableció que el ingreso al edificio se haga por puertas distintas (hay dos entradas) para evitar la aglomeración de alumnos y en la entrada están los preceptores que se ocupan de tomarles la temperatura y colocarles alcohol en gel en las manos. Además se verifica que la Declaración Jurada corresponda a ese día.
Dentro de las aulas se cuenta con todos los elementos de seguridad, tanto para los estudiantes como los docentes y llevó tranquilidad a las familias de que la escuela es un lugar seguro.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin