Press "Enter" to skip to content

Mario Corte explicó cómo se actúa ante el ingreso de un caso sospechoso de Coronavirus

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El Director del Hospital San Luis dio detalles acerca de los pasos que deben seguirse tal cual lo indican los protocolos.

El Dr. Mario Corte, Director del Hospital Municipal San Luis, explicó como es el funcionamiento del nosocomio local durante la pandemia que se está atravesando. Lo hizo en una entrevista que brindó a “El Megáfono”, donde también dio precisiones acerca de cómo se actúa ante la aparición de lo que se denomina “caso sospechoso”.
Primeramente señaló que tanto las áreas de internación, terapia intensiva, cuya capacidad fue ampliada; y las guardias de pediatría y adultos está funcionando normalmente.
Agregó que se reservó una sala para pacientes que ingresan con diagnostico presuntivo de COVID-19 y todo lo que refiere a los consultorios externos y otras prestaciones del hospital, fueron trasladados al edificio de la ex Clínica Santa Rosa y los CAPS.
Sobre los pasos que se llevan a cabo ante la llegada de una persona que presenta alguna sintomatología compatible con Coronavirus, Corte detalló cómo se implementa el protocolo correspondiente.
“En ese momento el hospital pasa a tener prioridad con ese paciente. A toda persona que está en el hospital esperando en la guardia, para hacerse una radiografía o a la espera de retirar un estudio; se le pide que salga del establecimiento y ese procedimiento dura aproximadamente una hora y pico”.
Corte comentó que en ese lapso de tiempo, al paciente se le hacen todos los estudios que se requieren antes de ser internado: “Una persona que ingresa con presunción de COVID-19 es atendido en la guardia por su persona, se lo hisopa, se le hacen radiografías, análisis y se lo interna en la sala reservada para COVID”.
Desde un principio de la pandemia, las autoridades sanitarias recomendaron a quienes presentaran algún síntoma de Coronavirus que se comunicaran primero telefónicamente con el hospital (107 o al 541111) para evitar cualquier riesgo que se pudiera generar por su circulación.
El director del hospital aclaró que eso sigue estando vigente y explicó en qué casos se le pide al paciente que se acerque al centro de salud: “Son los médicos de guardia que en ese momento deciden si van a ver al paciente o si lo hacen venir, pero eso está vinculado a lo que responden al interrogatorio que le realizan. Hay pacientes que en base al interrogatorio, son altamente sospechosos de COVID y el personal va a su domicilio, pero cuando hay un grado de sospecha menor se lo hacen venir para interrogarlo y revisarlo de forma aislada, para decidir si se abre o no el protocolo”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin