“Me considero un afortunado de trabajar en lo que me gusta”

-Fabián Losa es uno de los camarógrafos que trabaja en nuestra ciudad registrando cada acontecer de la misma.
-A través de una entrevista donde reflexionamos de los inicios de la profesión, su evolución y futuro, homenajeamos a estos trabajadores en su día

Cada 28 de Junio se conmemora el Día del Camarógrafo, en recordación a Leonardo Henrichsen quien trabajando como corresponsal del Canal 13 y a su vez de la televisión sueca, sería fusilado en Santiago de Chile en 1973, mientras realizaba un reportaje durante la sublevación militar del 2do. Regimiento de Blindados, también conocida como El Tanquetazo, momento en el que filma su propia muerte.
En nuestra ciudad, Fabián Losa es uno de estos profesionales que en las últimas cuatro décadas, a través de su cámara, ha inmortalizado registros audiovisuales de los grandes momentos de nuestra comunidad. Con 56 años, Fabián ha constituido su familia junto a Adriana los hijos de ella Marilé y Agustín, a quienes define como “hijos del corazón”; también tiene a su hermano y su madre de 84 años. A la par que estudiaba en la secundaria, realizaba estudios de dibujo publicitario, iniciando los mismos a los 12 años.

LOS INICIOS COMO CAMAROGRAFO
Fabián nos contó que su ingreso al canal fue en el año 1984, pero no como camarógrafo, sino como dibujante publicitario, donde realizabas los dibujos para convertirlos en diapositivas. Nos recordó que en esa época las publicidades eran dibujadas y fijas, donde se hacían diapositivas que se proyectaban sobre una pared y las cámaras las tomaban para enviarlas al cable, donde la gente las veía. Empezó a trabajar apenas finalizó la secundaria tras una entrevista que le realizó Miguel Iribarren, al principio desde su casa llevando los dibujos al canal y luego realizando los mismos directamente en el canal.
“…Cuando llegó al canal era todo un acontecimiento, todo muy nuevo y se aprendía andando. Cuando yo entré a la televisión en Bragado era muy nueva, tenía solo seis años. Yo lo comparo con lo que fue Internet hace unos 20 años donde todo parecía desconocido. Así era la televisión acá, como se generaba esa imagen era todo nuevo y yo me fui acercando”, expresó.
Los primeros trabajos con la cámara de Fabián se dieron en el deporte, donde comenzó filmando fútbol, en lo que fueron los primeros momentos donde el canal comenzó a intentar filmar lo que pasaba fuera del estudio, ya que hasta entonces la misma no se movía por el valor que tenía y lo engorroso de su traslado. En tal sentido su propio acercamiento a la cámara se realizó de la mano de Jorge Cortés, quien fue la persona encargada de enseñarle todo lo necesario para su manejo. “Trabajé mucho tiempo con él, primero ayudándole, después me enseñó a manejar la cámara”, recordó.

EL CAMAROGRAFO COMO PROFESIÓN
Reflexiona sobre la profesión de camarógrafo y aquellos momentos comparando la tecnología al decir “… Parece que hubiesen pasado 100 años, aquellos equipos eran grandes, pesados y grababan la filmación en una mochila aparte, hoy un teléfono cuenta con una cámara automática y una calidad envidiable. Igual yo considero que la profesión va a seguir y no creo que la misma se acabe porque saquen cada vez mejores cámaras y más fáciles de manejar”.
Agregó “Hay aspectos como el conocimiento del encuadre, o el anclaje de la cámara que hacen que un camarógrafo con conocimiento sea necesario. La tecnología va a facilitar el trabajo, como antes que para hacer una transmisión en vivo, debían trabajar cuatro o cinco personas y montar antenas, sin embargo hoy con un teléfono y wifi, se realiza con mejor calidad. Pero los conocimientos que aporta un camarógrafo, siguen siendo necesarios para tener un buen video”.
“Una cosa es lo que el manual dice que es un camarógrafo, pero por ejemplo el camarógrafo de cine es muy diferente, ya que se vuelve operador de la cámara y registra el plano que le dice el director. Pero el trabajo que hacemos nosotros, donde haces noticias, eventos o publicidad, permite mucha libertad para la creatividad y eso es lo que más me gusta a mí. No me gusta laburar en algo que se repite y esto nunca se repite, así cubras un acto que se repite todos los años, la cámara siempre te va a permitir hacer algo diferente”, explicó.

SUS MEJORES MOMENTOS PROFESIONALES
Consultado sobre cuáles han sido esos dos o tres trabajos que siempre recuerda haber filmado y que colocaría siempre en su currículum de presentación; Fabián nos recordó que le ha tocado filmar a presidentes, grandes artistas o deportistas, pero sin embargo él no se queda con eso, sino con todos esos momentos que la cámara le posibilitó. “Me llevo en la memoria las anécdotas que vivimos entre compañeros en diferentes momentos, como cuando seguíamos a Boca en el Torneo Interior, recorriendo toda la provincia. Me quedo con esas cosas que vivimos, donde los personajes quizás no son personas famosas, pero que se reviven en cada asado y encuentro. Me quedo con esas cosas”, aseguró´.

LEJOS DE CASA
Retomando esa idea de la libertad y la creatividad que brinda esa cámara, el diálogo giró hacia ese programa “Lejos de Casa” que ya alcanzó su sexta temporada y que realiza junto a su mujer, la periodista Adriana Ferrari. Aquel sueño de arreglar un motor home y recorrer el país para entrevistas la experiencia de los bragadenses que hoy habitan en otras latitudes, fue producto inevitable de ambos de llevar esa pasión como periodista y camarógrafo, incluso a sus viajes de vacaciones.
Fabián recordó que este proyecto nació como una conjunción entre los dos, ya que querían conocer el sur y las posibilidades económicas para dos trabajadores eran muy altas. De la mano de un amigo puso manos a la obra para acondicionar el vehículo. “En viaje nos venció la profesión porque la idea no era salir a filmarlo, pero en cada vacaciones salíamos con alguna cámara y hacíamos algún videíto, pudimos comprar una cámara un poco mejor y comenzar a registrar los viajes. Además, Adriana con su profesión no pudo evitar preguntar a la gente que encontrábamos… Entonces la gente le gustó el trabajo y comenzaron a avisarnos de gente que vivían en otros lugares y así nació, donde cada bragadense nos cuenta las vivencias de su desarraigo o la alegría de estar en el lugar que añoraban ir y lo esencial del contenido no es la inmediatez”, expresó.

EL FUTURO DEL CAMAROGRAFO
Consultado sobre hacia dónde va el futuro de esta profesión, Fabián nos contestó con un refrán elocuente “…como en cualquier profesión, camarón que se duerme se lo lleva la corriente. La profesión de camarógrafo no va a dejar de existir, porque una cosa es manejar la herramienta y otra cosa es qué haces con esa herramienta. La decisión de que pedazo de la realidad frente a la que estás parado recortas, es muy importante y eso lo entiende un camarógrafo. Eso es la profesión del camarógrafo. El que cubre noticias, recorta un pedazo de la realidad y esa visión no puede ser la que vos querés, tiene que tener un criterio. Ahí está la profesión y eso no te lo da el equipo, te lo da un camarógrafo. Aun así uno debe seguir en el tren de la tecnología, capacitarse”, reflexionó.

“TRABAJAR EN LO QUE ME GUSTA”
Consultado sobre las sensaciones de trabajar con una cámara, Fabián nos respondió “Me considero un afortunado de trabajar en lo que me gusta. Estoy muy feliz por eso. Es un trabajo que te pone en la vidriera, mucho más que otros trabajos que demandan el mismo esfuerzo. Cuando haces un buen trabajo y la gente lo disfruta y te lo hace saber, sentís una gran recompensa. Eso condiciona tu vida, son muchas horas que estás en el trabajo y si no estás a gusto lo transportas a tu casa y a tu personalidad. No es fácil conseguir vivir de lo que a uno le gusta”.
Entre las personas que Fabián agradecer por haberle permitido desarrollar su profesión se encuentra Miguel Iribarren, “quien fue la persona que me contrató, me permitió capacitarme y me dio libertad para trabajar”. También agradeció a Jorge Cortés por haber sido la persona que le enseño todo lo necesario para iniciar en esta profesión. Por último no quiso dejar de saludar a todos sus compañeros camarógrafos, como Néstor Aguilera, Pablo Tarquini, Pablo Pradás, Pepe Herrero y pidió disculpas por aquellos que no recordaba.

Compartir en: