Press "Enter" to skip to content

Miguel Gallo recibirá la ordenación diaconal en los próximos días

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Relató cómo está viviendo la previa y explicó que funciones podrá cumplir dentro de la iglesia.

Miguel Gallo se está preparando para dar un paso muy importante dentro de su vida pastoral. En los próximos días recibirá la ordenación diaconal, lo que representa una escala en la jerarquía dentro de la iglesia.
En principio dicho paso se concretaría el día 22 de Mayo, pero debido a las restricciones por la pandemia que afectan a las celebraciones religiosas, esto podría retrasarse algunas semanas.
Sin embargo, Miguel contó que transita estos días con mucha felicidad junto a su familia y la comunidad.
“Tuve unos días de retiro en el monasterio de Los Toldos junto al padre Héctor Lordi, que fue guiándome en esos días de oración, pero también de estudios. En fin, preparándome adecuadamente para recibir el 22 de Mayo el Orden Sagrado” señaló.
Comentó que días atrás viajó a 9 de Julio a participar de una celebración donde se hizo el rito de admisión a las órdenes sagradas que representa el paso previo a lo que será la ordenación diaconal.
Gallo explicó que el Diaconado “es un servicio a la iglesia y a los hermanos” sostenido por tres pilares fundamentales: “Son el servicio de la palabra, de la liturgia y el servicio de caridad. Esos son los tres puntos fundamentales por donde gira la vida del diacono”.
Entre otras cuestiones, estará habilitado a distribuir la comunión, para bautizar, presidir el matrimonio y las exequias.
“En lo que refiere al servicio de la caridad, es estar al lado de los que más sufren que no es solo aquellos que tengan una dificultad económica, sino también los que necesitan apoyo espiritual. Es algo que estoy haciendo a través de Cáritas Bragado y Cáritas Diocesana” expresó.
Gran parte de su vida estuvo vinculado a la iglesia católica. Recordó que luego de tomar la primera comunión, en 1961, empezó a estar ligado con las tareas pastorales en distintos momentos y con diferentes sacerdotes.
Desde aquel año hasta el 2006 formó parte de la vida religiosa de la parroquia Santa Rosa de Lima trabajando también junto a los jóvenes y la catequesis.
“En 2006 el padre Liborio le pidió a Monseñor Martin De Elizalde que le vaya a dar una mano. Yo en aquel momento le dije al obispo que lo que necesitaba Liborio no era un laico, sino un sacerdote, pero finalmente me hizo entender que podía ayudar”.
Desde ese entonces comenzó con su tarea en San Martin de Porres, algo que continúa pero ahora con un compromiso aún mayor: “Si bien la tarea es prácticamente la misma, ahora va a estar acompañada con la fuerza que le da el sacramento” afirmó.
Por otro lado adelantó que en Cáritas Bragado están ultimando los detalles para iniciar con el proyecto de entrega de viandas, mecanismo que antes realizaba la Municipalidad a través de la institución pero que próximamente se pondrá en vigencia de otro modo.
“Ya estamos buscando a la gente, el municipio va a poner el personal y nosotros vamos a conseguir todos los medios para que los vecinos que más lo necesitan, en especial los abuelos, puedan tener la vianda todos los días. Ese es nuestro próximo proyecto, pero tenemos otros que faltan concretar como por ejemplo inaugurar un merendero en el barrio AGUMIN en un predio que posee el obispado” repasó.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin