Miguel Ignomiriello, entrenador que vivió todos los Mundiales

(La Plata, 11 de junio de 1927) es un entrenador de fútbol argentino. Comenzó su carrera en el club Gimnasia y Esgrima La Plata, y tuvo destacadas actuaciones como entrenador de los juveniles de Estudiantes de La Plata, adonde fue el formador de la famosa Tercera que Mata. Se destacó también como entrenador de Rosario Central, Nacional de Montevideo y del Seleccionado Argentino.

LA SELECCIÓN ARGENTINA

Tras dejar Central, Ignomiriello retornó a Estudiantes, donde llegó a conducir al equipo de primera en 1971 tras la salida de Osvaldo Zubeldía; al año siguiente dirigió a San Lorenzo de Almagro, mientras que en 1973 pasó a integrar el cuerpo técnico de la Selección Argentina.

Entrenó al seleccionado sub-20 durante el Torneo Juvenil de Cannes; al mismo tiempo colaboraba con el entrenador de la mayor, Omar Sívori. Durante mayo de ese mismo año fue el entrenador a cargo en los cotejos ante Uruguay por las copas Lipton y Newton; ambos encuentros finalizaron igualados, obteniendo el trofeo de la primera Uruguay al ser el visitante y Argentina de la restante a partir de la misma razón.
Su más destacada actuación en el elenco nacional fue en la preparación de la llamada Selección Fantasma; la misma fue armada de cara a un partido de eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo de 1974. Argentina necesitaba obtener un triunfo para reacomodarse en la tabla clasificatoria; ante la dificultad de jugar en la altura de La Paz, Ignomiriello armó un equipo con futbolistas jóvenes y poco conocidos, a excepción de Aldo Poy, concentrándolos durante un mes y medio entre La Quiaca y Cuzco, con el objetivo de que logren aclimatarse a la altura. -Ante la poca atención que recibieron, tanto de la prensa como de los directivos de AFA, fueron bautizados con el apelativo antes mencionado. Finalmente, el 23 de septiembre de 1973, Argentina, dirigido en dupla técnica por Sívori e Ignomiriello, enfrentó a su similar de Bolivia en el Estadio Hernando Siles y lo derrotó 1-0 con gol de Oscar Fornari. Este triunfo dejó a las puertas de la clasificación a los albicelestes, objetivo que lograron dos semanas más tarde al derrotar a Paraguay.

PASO POR OTROS CLUBES

Ignomiriello llegó a Nacional de Uruguay en 1974, contratado para formar futbolistas que nutrieran a la primera en los años siguientes. Así, se destacaron bajo su tutela jugadores como Juan Ramón Carrasco, Alfredo de los Santos, Darío Pereyra, Hebert Revetria, Alberto Bica, entre otros. Incluso llegó a tomar al equipo de primera de forma interina durante ese 1974. Su ciclo en el club duró dos años.
En 1976 retornó a Argentina, entrenando primero a Independiente en la Copa Libertadores, y luego a Atlético Tucumán durante el Nacional de ese año. Emigró al fútbol boliviano para dirigir a Bolívar, con el que también afrontó el torneo continental.

Compartir en: