Press "Enter" to skip to content

“Miradas del Alma”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Perros comunitarios: ¿sí o no…?

Se suele definir al perro comunitario como aquel: “perro que no tiene un dueño en particular pero que la comunidad alimenta y le brinda cuidados básicos”.
-La noción de comunitario corresponde a un perro que habita en un espacio público (calle, plaza, entre otros); y que es mantenido en el lugar por la asistencia de comida, agua e incluso techo, por las personas del sector. En general los vecinos eligen mantener a uno o a varios perros comunitarios debido a diferentes razones: temor a la delincuencia, carencia afectiva, imposibilidad de tener mascotas, entre otras. Sin embargo, cuando el perro genera problemas o requiere atención médica veterinaria costosa, suele hacerse muy difícil que alguno de esos vecinos se haga responsable.
El sistema “Trap Neuter Return”, en castellano: Atrapar Esterilizar Retornar, alienta a que perros y gatos en situación de calle sean castrados y devueltos a su lugar para evitar vacíos en el hábitat, respetando su dinámica ecológica.
Pero este sistema no solo considera la castración/esterilización de estos animales sino que además tiene por objetivo devolver al animal controlado sanitariamente, con las vacunas correspondientes y desparasitado, a su lugar de origen.
El Programa Mc Kee afirma: «Los perros sueltos no deben ser capturados (para depositarlos en un albergue o exterminarlos). El retiro de un animal de su ‘nicho’, ocasiona un vacío que rápidamente será ocupado por otro animal. Por ello, los animales castrados deben ser devueltos a su lugar de procedencia».
Es importante subrayar que a nivel mundial la problemática de la superabundancia de perros y gatos, se aborda desde una mirada sistémica arraigada en la base de la dinámica biológica de estas especies, su impacto en el medio ambiente, su relación ancestral con el humano, el papel que juega el Estado desde sus organismos de salud en la responsabilidad de dar una solución eficiente y ética, el necesario acompañamiento de la comunidad a estas medidas con el consecuente beneficio político, resumiendo: el beneficio de la comunidad toda, incluyendo a sus animales domésticos de compañía.
En Chile, en el año 2017, se aprobó la Ley 21.020 la cual no solo hace referencia a la tenencia responsable de animales de compañía, sino que incluye, entre otros temas, a los perros comunitarios y la responsabilidad de vecinos y estado en sus cuidados y ante su conducta.
Desde Miradas del Alma nos gustaría que nos cuenten si conocen animales comunitarios y si participan de sus cuidados y cuáles son esos cuidados que les brindan.
Además nos preguntamos si ustedes están a favor de la existencia de animales comunitarios o no y por qué.
Quienes quieran aportar sus opiniones pueden hacerlo en nuestras redes sociales o a través de un correo electrónico a onganimalesbragado@gmail.com

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin