Press "Enter" to skip to content

Momentos, esos de todo tipo que son la vida misma

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por un simple observador

Donde más hay que poner atención es en esos para olvidar. Pero todo lo malo que los caracteriza deja siempre una enseñanza. Nunca dejar nada.
-¿Qué es la vida para vos?
-Lo tendría que pensar. ¡Por ahí estoy hasta el año que viene!
Habrá pasado algún que otro minuto. Esos también forman parte de un todo que al final se podrá calificar. Al final porque uno nunca sabe hasta ahí.
Y qué decir de los fuertes para bien. Bueno, que son los que la memoria guarda y suelta muy seguido. Se refresca lo mejor y con aparecer la sonrisa.
-¡Ya está!
-¡Vamos!
Alguien fue un poquito más allá. No se quedó en los momentos y llamó a las decisiones. Se la jugó como nunca.
P uede ser que esto de los momentos haya comenzado en un cumple de 40. Lo gritó el odontólogo «Guillote», con casi toda su familia alrededor. Único.
Por supuesto, el «ya está» se reforzó. «Para mí, la vida son momentos. Momentos feos, lindos, felices, tristes, como quieras llamarlos. Pero son momentos. No sé cómo explicarlo», sumó.
Llegó la hora. ¡Sorpresa! «No lo puedo creer», puede ser una de las frases comunes. Alguna lágrima también puede caer, pero de las lindas.
La historia iba a seguir. Quedó cortada de un segundo al otro. El cielo regaló una pluma blanca. ¿Y ahora?

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin