Press "Enter" to skip to content

Mónica Pussó mencionó la necesidad de evitar la tercera ola, la vacunación y el “pasaporte sanitario”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La funcionaria de salud pidió a la población un esfuerzo en el cumplimiento de las medidas y reconoció que es bajo el porcentaje de personas vacunadas con las dos dosis.

La Dra. Mónica Pussó analizó la situación epidemiológica del partido de Bragado y habló sobre la importancia de reforzar los cuidados para prevenir una tercera ola de contagios.
Recordó que el 20 de julio del año pasado fue un momento que fue decisivo para la llegada de la primera ola y que en este momento de “amesetamiento” en el número de casos, a la que definió, “un poquito alta”; se necesita del esfuerzo de todos para seguir bajando las cifras de vecinos que se contagian de COVID.
“Siguen apareciendo casos en los operativos DETECTAR y las causas son las reuniones sociales. Hemos llegado a tener hasta 6 integrantes de una misma familia infectados que se juntaron un domingo y eso a esta altura no nos puede pasar”, subrayó.
También mencionó que es clave seguir aumentando la cantidad de personas vacunadas, que si bien se está avanzando a buen ritmo, todavía falta para llegar al 50 o 60% de la población con las dos dosis.
-“No tener una tercera ola depende de la actitud de cada uno de nosotros. La suma va a dar el resultado, no el accionar de uno u otro”, expresó.
Pussó explicó que la persona vacunada puede contraer el virus y contagiar a otros, pero que tiene entre el 90 y 95% de chances de no hacer una enfermedad grave y que para lograr la “inmunidad de rebaño”, hay que tener vacunada al 60% de la población con las dos dosis.
-En ese sentido reconoció que en Bragado “falta bastante” llegar a cubrir ese porcentaje con los dos componentes de la vacuna, cuestión que daría mucha más tranquilidad a futuro pensando también en la posibilidad de la llegada de nuevas cepas.
Sobre la caída en la cifra de internados en el hospital, la funcionaria lo atribuyo a los avances en la vacunación, las medidas de cuidado de la gente y el trabajo que se lleva a cabo con los DETECTAR que permite aislar contagios y sus contactos.
En referencia a los operativos de testeos por los barrios, Pussó y el equipo de salud, siempre estuvieron convencidos que sería una herramienta más que importante si se lograba el acompañamiento de la gente, algo que se puso de manifiesto, ya que son muchos los vecinos que se acercan a hacerse los hisopados.
-Por último dio su punto de vista sobre la posible implementación del “pasaporte sanitario”, dentro de la provincia de Buenos Aires.
Pussó opinó que podría considerarse una medida “discriminativa”, porque lo que sucede en Argentina es que hay escasez de vacunas y comparó con lo que pasa en Europa, donde en algunos lugares se puso en vigencia: “El problema que tienen en Europa son los grupos anti-vacunas qué son los que ellos están tratando de presionar para que se acerquen a vacunarse. Nosotros es al revés, tenemos o hemos tenido escasez de vacunas y hay mucha gente que se quiere vacunar, por eso creo que el pasaporte sanitario puede aplicarse en nuestro país cuando ya no tengamos ola de personas que quieren vacunarse y no consiguen la dosis”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin