Press "Enter" to skip to content

Nota de opinión

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

De viviendas y futuro en Bragado
-Por Orlando Costa

Días atrás me hicieron una consulta periodística sobre la construcción de viviendas en los distintos gobiernos locales, a raíz de un anuncio sobre el tema de las autoridades municipales actuales.
Hoy veo en un medio nacional que el Ministro del área anuncia “la construcción de 264.000 unidades habitacionales en los próximos tres años”. Entonces pensé que es una oportunidad para resolver una necesidad de muchos vecinos, como ya ocurrió tantas veces, y quizás la experiencia que describo contribuya para ello.
En 2004 estábamos en un acto en la Casa Rosada con Intendentes colegas y gobernadores cuando el Expresidente Néstor Kirchner, anunció la construcción de 120.000 unidades habitacionales mediante el Plan Federal de Viviendas, de las cuales una parte tendrían como destino la Provincia de Buenos Aires que gobernaba Felipe Solá.
Nosotros gobernábamos en Bragado desde 1995 y ya habíamos obtenido financiamiento para la construcción de muchas viviendas, pero esta parecía una oportunidad enorme por las características del Plan y nuestra posibilidad de implementarlo en Bragado.
Rápidamente elaboramos y presentamos un proyecto con la documentación correspondiente, gestionamos todo lo que fue necesario y trabajamos para finalmente entregar 570 viviendas con todos los servicios en el año 2007. Y no sólo fueron en grandes grupos en los barrios Santa Marta 1 y 2, La Carlota, Mitchell, Empleados Municipales, Las Violetas, El Progreso, Familia Propietaria, sino que también logramos la excepción que nos permitiera construir algunas individuales en terrenos más céntricos.
En la recordada visita del Presidente, varios Ministros, el Gobernador y colegas Intendentes se hizo la entrega de llaves a algunos beneficiarios.
-De paso y con este motivo, presentamos otro proyecto y logramos la construcción de las dos rotondas en Ruta 5, con sus correspondientes colectoras a ambos lados.
Pero la historia no está completa, porque hubo otros planes provinciales y nacionales que aprovechamos para que en el período 1996/2007 se hicieran un total de 1419 viviendas de distintos tipos y con distintas instituciones, el equivalente al 10% del total de viviendas que Bragado tenía hasta ese momento.
No sólo en la ciudad cabecera se hicieron estas obras, sino que también en O´Brien, Mechita, Comodoro Py, Warnes e Irala, se construyeron 159 viviendas en el período.
La metodología provincial nos obligaba a asociarnos con instituciones intermedias para la vivienda social y así lo hicimos con el Sindicato de Empleados de Comercio, Empleados Municipales, UPCN, UOM, MUDYNDA, AGUMIN, entre otras, para los barrios La Unión, Covendiar, El Progreso (el primer plan, ni bien empezamos en 1996 con financiación del Banco Hipotecario Nacional), Macebeal, Familia Propietaria, 26 de Setiembre.
Para el Plan Federal 2 se anunció la construcción de 300.000 viviendas, y nuevamente presentamos un proyecto para construir 1032, 919 en la ciudad cabecera y 113 en las localidades rurales del Partido. Esto quedó para concretar por el gobierno siguiente, ya que nosotros lo dejamos en 2007.
También se lograron muchas soluciones habitacionales para familias que ya estaban viviendo y tenían problemas y/o necesidades de ampliación. Todos los años se daban algunas respuestas en este sentido. De hecho, al final de la gestión dejamos 19 emprendimientos individuales presentados, 30 proyectos iniciados y 50 con relevamientos en ejecución.
-¿Por qué este detalle…? Porque me lo pidieron y además porque puede ser de utilidad la experiencia, ante los anuncios locales sobre una posible solución del problema con recursos municipales.
Esta es una opción reducida, es insignificante lo que se puede hacer frente a la demanda de miles de familias que lo solicitan. Una vivienda tipo, de entre 45 y 60 m2 de superficie, con los adelantos tecnológicos de hoy, el diseño energético y ambiental adecuado, los servicios elementales, etc., y en la cantidad que se necesitan, solo pueden hacerse con financiación nacional y/o provincial, a partir de los fondos que existen para esos fines.
-La Municipalidad puede hacer muy poco con fondos propios, que por otra parte deben tener como principal destino la prestación de servicios básicos y la construcción de infraestructura para lo cual se cobran tasas y derechos.
En definitiva, para resolver este problema se requieren planes, proyectos, gestiones, y continuidad a través de los gobiernos de distinta pertenencia partidaria que van pasando por la Municipalidad. Cuando esto no sucede se acumulan las carencias en el tiempo y se hace más difícil resolver esta demanda tan sentida.

Y hay dos elementos intangibles más para considerar:
a) Si el municipio es intrascendente a nivel nacional y provincial, poco significante por su capital y desarrollo político en esos ámbitos, es más difícil ser tenidos en cuenta para conseguir financiación de obras como estas.
b) Cuando hay acuerdo en la política a nivel local, se comparte la gestión aprobando la lista de adjudicatarios por Ordenanza y entregando al final las llaves de las viviendas con los concejales de todas las parcialidades políticas, como se hizo tantas veces, se fortalece el “nosotros” y es más fácil encontrar soluciones.
-Por último, la planificación urbana territorial debe cambiar. Nuevos paradigmas económicos, ambientales y sociales, que no se tenían en cuenta en el pasado, hoy son fundamentales para hacer la ciudad moderna, inclusiva y sostenible del futuro.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin