Press "Enter" to skip to content

Paúl Ochoa: «Decidí que era el momento de involucrarme en política»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El conocido referente de la actividad turística y activista social bragadense habló sobre su reciente incorporación a la agrupación Perón Vive. «Siento la necesidad de intentar cambiar cosas que no me gustan y que nunca creí que iba a ver en mi ciudad», aseguró.

Durante muchos años, Paúl Ochoa fue conocido en Bragado por su actividad vinculada al turismo y la nocturnidad. Más recientemente, dejó ver su faceta ligada al activismo social, al frente de su ONG «Incluir Los Jóvenes».
El largo camino recorrido en los ámbitos laboral y comunitario le abrieron, en numerosas ocasiones, la puerta para ingresar al mundo de la política. Sin embargo, sólo en los meses más recientes se decidió a aceptar el desafío.
«Después de muchos años de haber tenido alguna que otra propuesta, quizás la pandemia me hizo pensar un poco, y he decidido involucrarme. Por lo general, la gente que está disconforme, se queja o critica, pero la forma de intentar solucionar las cosas que no nos gustan es participando», aseguró a La Voz, luego de haber revelado su incorporación a la agrupación Perón Vive, que conduce el abogado y dirigente Emiliano Grylka.
«Nací en una familia peronista, pero en mi caso, nunca voté por partidos o estructuras, sino que siempre lo hice por personas. Me dejo llevar por los proyectos y las personas. Involucrarme en política es una decisión que tomé por una necesidad de mejorar las cosas que veo en mi ciudad y quiero hacerlo desde los espacios que conozco, porque para actuar en política, hay que estar capacitado. Esto se hace con capacidad y responsabilidad», comentó Ochoa, quien reconoció que se sintió interesado por la propuesta de Emiliano Grylka, con quien trabaja en conjunto en el espacio social Bragado Solidario.
«La persona que me lo propuso, Emiliano Grylka, es alguien con quien coincidimos mucho, trabajamos juntos en lo social y compartimos el objetivo de solucionar las cosas que vemos que no están del todo bien. Vemos un déficit enorme, con mi ONG vengo trabajando hace más de cinco años, pero con la pandemia hemos visto mucho más de cerca la situación en los barrios más vulnerables en la ciudad y, sinceramente, me encontré con cosas que nunca creí que iba a ver en Bragado», insistió.
Y agregó: «Familias con hambre, pero con hambre de verdad. Chicos de la edad de mis hijos sin comida, ni ropa. Después, puedo aportar mucho del mundo que conozco muy de cerca, por mi trabajo, como la juventud o el turismo, que son áreas que hoy no están bien gestionadas, pero creo que debemos empezar por lo prioritario».
En el plano político, Ochoa destacó que mantiene «buen diálogo» con los principales referentes locales del Frente de Todos, mientras que, a nivel de su experiencia personal, se considera dentro del lote de los más afectados económicamente por la crisis sanitaria del COVID-19.
«Nuestra posición claramente es la de la unidad, nosotros somos un grupo de personas que venimos a ocupar un lugarcito en el Frente de Todos y, por supuesto, vamos a trabajar para la unidad, porque es la única forma de que el peronismo pueda recuperar la intendencia», afirmó Ochoa, a la vez que admitió que hay un grupo importante de referentes con pretensiones de protagonizar la escena electoral y es necesario que «la gente elija a quienes más los represente, algo que no necesariamente tiene que ser a través de una interna, sino que también puede ser con una encuesta seria».

Discurso constructivo
Si bien no escatimó a la hora de formular críticas a la realidad actual bragadense, Ochoa dejó en claro que la agrupación Perón Vive plantea «un discurso constructivo, con propuestas e ideas», sin concentrar sus energías en desacreditar al gobierno municipal de Vicente Gatica.
No obstante, relató en el ejemplo de su situación actual la supuesta «falta de acompañamiento a los emprendimientos locales». «La pandemia me jugó una mala pasada. El turismo es una de las actividades más castigadas y yo, como todos saben, tenía un bar en el centro, que la pandemia se llevó», recordó.
«Eso me llevó a tener que involucrarme más en la actividad de mi hermano, con la comercialización de calzado e indumentaria deportiva y estamos intentado incursionar en la fabricación, pero desde lo local no encontramos el apoyo que necesitamos», lamentó.
Entre sus modelos de referencia en cuanto a gestión pública, Ochoa tiene claro hacia dónde debería apuntar Bragado: «Siempre pongo el ejemplo de Germán Lago (intendente peronista), en Alberti, que durante varios años tuvo a Cambiemos gobernando en Provincia y Nación, y aun así pudo hacer barrios y muchas cosas en su ciudad».
«Me gustaría un Bragado similar, con empuje a sus emprendedores, más apoyo a los sectores vulnerables y, también, que se le preste un poco más el oído a los jóvenes. Se escucha mucho eso de cargar a la juventud la culpa de todo lo malo que pasa y no es así. Acompañar a los jóvenes es mucho más que sólo ayudarlos a organizar una buena fiesta de egresados», concluyó.

Paúl Ochoa.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin