Press "Enter" to skip to content

Preocupación: La posible nueva jefa de la Comisaría fue involucrada en un episodio de violencia policial en Bolívar

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Fue en una denuncia realizada por el ex intendente Juan Carlos Reina, quien reveló que fue reducido y maltratado por efectivos policiales. Entre ellos, nombró a Liliana Pelle, que suena para reemplazar a Eric Bargas al frente de la Policía Comunal.

La principal aspirante a asumir al mando de la Policía Comunal, en reemplazo del comisario Eric Bargas, fue involucrada recientemente en un episodio de violencia y abuso de autoridad en la ciudad de San Carlos de Bolívar, en donde se encontraba prestando servicio.
Según denunció el ex intendente peronista del distrito, Juan Carlos Reina, el hecho ocurrió en septiembre pasado, en su quinta, cuando intentó realizar una denuncia por la presencia de un caballo que no era de su propiedad dentro de su lote y cuando salió a la calle a buscar al presunto responsable de la situación, se encontró con un móvil policial, que se retiró cuando intentó acercarse para exigir una explicación.
En ese momento, Reina contó que se comunicó con la Patrulla Rural. «Les avisé que el caballo que habían encerrado no era mío y que me estaba ocasionando un tremendo lío (…) Me dicen que ellos no fueron, que había sido personal de Comisaría y que ya les avisaban. Les pedí que les avisaran porque yo al caballo lamentablemente lo tenía que sacar de nuevo a la calle», comentó.
En ese momento, el ex mandatario entre 1991 y 1995 señaló que la Policía llegó hasta su domicilio y tras un tenso intercambio, comenzaron los inconvenientes. «Me dicen que ellos estaban viendo los padrillos en casa cómo disparaban de una punta a la otra, que ellos estaban para salvar vidas y no para cuidar animales y que por eso metieron el caballo en mi casa. Y me dicen que si no me gustaba cómo obraban, que hiciera la denuncia. Cuando voy a sacarle una foto al móvil para identificarlo, uno de ellos viene de manera muy prepotente, de mala manera, y me pregunta qué estoy haciendo, a lo que contesto que estaba identificando el móvil para hacer la denuncia que les había dicho que iba a hacer», insistió.
Luego, Reina precisó que los efectivos lo amenazaron con llevarlo preso. «Les dije que no tenía ningún motivo para meterme preso, me voy hacia donde estaba el otro oficial labrando el acta al dueño del caballo junto a la gente de Guardia Urbana, le pido que me digan quiénes son y ahí, sin decir nada, el oficial que se había molestado primero por la foto vino de atrás, me agarró del cuello y con el otro intenta doblarme el brazo derecho hacia atrás. No lo logra, forcejeo para defenderme y el otro oficial me agarra el brazo izquierdo, mientras el otro me pega dos o tres trompadas en los riñones. Aflojé y me esposaron atrás», describió.

En otro pasaje de su relato, el ex intendente contó que el efectivo que lo redujo colocó «su rodilla en la espalda y la mano en la nuca, presionando la cara contra el piso», mientras una vecina que estaba de testigo les explicaba a los oficiales que Reina estaba «recién operado», por un problema de salud, intentando persuadirlos para que no siguieran agrediéndolo.
Luego, comentó que, tras ser revisado en el Hospital, fue trasladado en la Comisaría, en donde apareció en escena Liliana Pelle, quien sería la nueva jefa de la Policía Comunal bragadense. En ese momento, Reina denunció que la posible sucesora de Bargas pretendía que firmara un acta cuya descripción de los hechos «no tenía nada que ver con la realidad».
«Me llevaron a la Comisaría, en donde me tuvieron en una pieza. Nadie decía nada. A las dos horas, entró una mujer, me preguntó si yo era Reina, me dijo que me estaban haciendo un acta por una contravención. Le pregunté quién era y me dijo que era la comisaria Liliana Pelle. Me tuvieron casi cuatro horas demorado, me trajeron el acta para firmar y cuando la leo, no reflejaba en absoluto la realidad de los hechos», advirtió. «Entonces agrego en el acta que lo que relataban allí no reflejaba en absoluto lo ocurrido, y después de ello la firmé», contó.
«Mi mujer llamó a un abogado y recién ahí me dejaron salir, no nos daban copias del acta ni de las actuaciones del médico. A todo esto nos comunicamos con la Fiscalía, luego con Azul y desde esa ciudad le informaron a la Comisaria Pelle que el acta, de acuerdo a los hechos, no podía ser una contravención sino que debía tomar una denuncia penal», prosiguió.
Finalmente, Reina confirmó que tuvo que declarar ante la Fiscalía de Azul, en donde expuso «todos los detalles que no estaban en la denuncia, con todos los testigos».

MALDITA POLICÍA
Por otra parte, Reina lamentó el episodio y advirtió que podría ocurrir un caso de gravedad en el futuro, por el abuso policial.
«Honestamente la saqué barata, pero si acá no se toman medidas en serio, no te extrañes que tengamos un nuevo caso Facundo Castro en Bolívar, ojalá me equivoque. Estos personajes que actuaron acá el día lunes, son dignos discípulos la Maldita Policía, de la Policía de Etchecopar, de Ramón Camps, y quiero que quede bien claro que es gente de afuera, no es la Policía de Bolívar, no son los bolivarenses», resumió el ex intendente, quien confirmó que recibió el respaldo del actual mandatario, Marcos Pisano, y aseguró que el caso llegó a manos del propio ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni.

El hecho salió a la luz en el matutino bolivarense, el pasado 22 de septiembre.
Liliana Pelle, posible jefa de la Policía Comunal de Bragado, señalada en un episodio de violencia policial.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin