Press "Enter" to skip to content

Presos bonaerenses donan a comedores 140 kilos de verduras cosechadas en un penal

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Se trata de producción de la Unidad 12 de Gorina, que benefició a cuatro entidades del partido de La Plata.

Unos 140 kilos de verduras cosechadas por internos de la Unidad Penitenciaria 12 de Gorina en la huerta del penal de la provincia de Buenos Aires fueron distribuidos a los comedores comunitarios El Chogüi, Barrio Futuro, El Obrador y Niño Jesús de La Plata, como parte de una actividad solidaria realizada por el área de capacitación agropecuaria.
El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informó que se trata de la producción de tres internos en la huerta del penal de Gorina, que también se utiliza para autoconsumo y para la provisión de las Unidades 22 y 25 (Olmos) y 33 (Los Hornos).
La experiencia sirvió para la entrega de 50 kilos de zapallo anco, 60 kilos de acelga y 30 kilos de remolacha. En tanto, en estos momentos los internos se encuentran preparando la tierra para sembrar lechuga, repollo blanco y morado, espinaca y brócoli.
La titular del comedor comunitario, Lourdes Yamamoto, se mostró agradecida por la donación y dijo que “realmente es una gran ayuda. El Estado nos provee alimentos secos, pero las verduras son muy útiles para complementar los platos”.
Para lograr la producción, los internos trabajan con la colaboración y la supervisión de Rodrigo Campomar, Luis Ortiz, Diego Fernández y Walter Cuomo, representantes de la Subdirección General de Trabajo del SPB.

COMPROMISO
El responsable del área Agropecuaria, Rodrigo Campomar, dijo que “nos comprometimos con el comedor para entregarle las verduras una vez a la semana, aproximadamente. Cuando los trabajadores saben que la producción tiene un fin solidario, observo un mayor compromiso y un cambio en la actitud”.
En El Chogüí se entregan 230 viandas por día. De lunes a viernes, se sirve la cena y sábados y domingos, el almuerzo. Con la ayuda de sus tres hijos, de su nuera y de algunos voluntarios, Lourdes, más conocida como “Luli”, prepara, cada día, tres enormes ollas. “Como era tanta la cantidad de verduras que recibimos, una parte se congeló y la otra se destinó a los comedores Barrio Futuro, El Obrador y Niño Jesús. A su vez, llevamos algunas a la comunidad toba, cercana al arroyo El Gato”, contó Lourdes.
“La propuesta es impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos con el objetivo de conjugar la capacitación laboral con el servicio comunitario”, concluyeron desde el SPB.

Fuente: DIB

Los internos trabajan en la producción en la Unidad 12 de Gorina. (SPB)
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin