Press "Enter" to skip to content

Primera nota

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El tránsito en Bragado, tema de análisis
-Por el Dr. Gustavo A. Benalal

El llamado accidente vial o de transito es el menos accidente de todos los accidentes, pues es prevenible y no tiene nada de accidental o fortuito sino mucho de negligencia, culpa o irresponsabilidad.-
En nuestra ciudad existen demasiados “accidentes” de tránsito para la cantidad de habitantes que somos, con sus consecuencias luctuosas como muertes y lesiones graves además de los tremendos costos económicos que para la sociedad significa.-
Los costos que significa la atención hospitalaria por los lesionados, y sin que nunca nadie se preocupe para que los mismos sean soportados por las Compañías de Seguro de los involucrados; o los costos en horas hombres que cuestan a las empresas tener que bancar las licencias por las consecuencias del siniestro; o los tremendos daños que sufren las familias de los lesionados muchos de ellos de gravedad.-
El control eficaz del tránsito debe ser abarcativo (autos, camiones, motos, bicicletas y peatones) y multidisciplinario pues abarca acciones educativas, de contralor (disciplinarias), planeamiento y ordenamiento urbano, con una ardua y eficiente tarea de las autoridades municipales.-
En Bragado tenemos falencias que coadyuvan a la producción de esos “accidentes” evitables.-
Así por ejemplo debemos destacar que carecemos de semáforos suficientes y una adecuada educación para que sean respetados, especialmente (y no excluyente), por peatones, motos y bicicletas.-
Llama poderosamente la atención el inexistente respeto que existe por las señales de tránsito en Bragado cuando en otras ciudades motos y bicicletas esperando ser habilitados por la luz verde para circular.- Ello solo puede significar que las tareas educativas viales han sido más eficaces y eficientes o que existe mayor contralor.-
Otro déficits bragadenses de larga data es la escasa y deficiente semaforización que favorece incidentes y/o choques en las mayorías de las arterias de nuestra ciudad.- Debemos mejorar la misma e incentivar su instalación y luego vigilar su correcto funcionamiento.-
Los semáforos permiten ordenar las prioridades de paso y/o cruce, permitiendo una más fluida y segura circulación de vehículos los cuales podrían atravesar las encrucijadas a velocidad prudencial y sin necesidad de disminuirlas.- Estos deberían ubicarse en las avenidas y calles principales donde se circula a mayor velocidad o lo hacen más vehículos, motos o peatones.-
Donde existe circulación mayor de peatones se requiere colocar semáforos peatonales pues ayudan a que se tomen decisiones correctas y motiva a cruzar por las esquinas.
También es tarea de la Municipalidad cuidar a sus vecinos mediante acciones educativas y de contralor, por ello debemos facilitarle el estricto cumplimiento mediante sendas peatonales bien visibles y reflectantes en la esquina de mayor circulación de peatones.-
En las campañas educativas debe ponerse énfasis en que los peatones tienen derechos pero también obligaciones y uno de esos derechos es la prioridad de paso en esquinas y sendas peatonales, donde los vehículos deben respetarlos.-
La no existencia de demarcación de cruces peatonales visibles incentiva a los conductores de autos y motos, generalmente a velocidad inadecuada, a seguir de largo sin prestar atención a la prioridad, además de recordarles a los peatones que tienen un área de cruce con prioridad incitándoles a respetar esa básica medida de
seguridad.-
En todo el mundo, la prioridad es de los peatones, y en los países desarrollados se respeta aún más, donde controlan y sancionan severamente a los transgresores.- El aumento de la conciencia social y la responsabilidad de todos (tanto de conductores como peatones) a la vez del debido contralor y sanciones a los transgresores va a evitar muertes y lesiones absurdas.- Una de sus mayores y más comunes infracciones es la distracción y el cruce por lugares no permitidos (mitad de cuadra), que deberían ser infraccionado con algún trabajo comunitario.-
La propuesta de los correligionarios Acuña y Morossini en cuanto al alumbrado público y a la intensidad de las luminarias ayudaran en mucho a la prevención de los “accidentes” además de embellecer, la ciudad con luz blanca de alta intensidad va a coadyuvar a la seguridad urbana incentivando a los comerciantes a mantener iluminadas sus vidrieras.- Hoy día transitar de noche es hacerlo por bocas de lobos y así lo demuestran Maroni dirección Gral Paz donde existe el hotel más emblemático; Rivadavia de Mitre a Irigoyen; Mitre entre Rivadavia y Pellegrini y tantas otras.- La adecuada y eficiente poda del arbolado público también coadyuvara a mantener una iluminación adecuada.-
Otro grave problema vial son los ciclistas que no respetan las normas básicas del tránsito, tanto en cuanto a la capacidad de maniobrabilidad (cargando bolsos e instrumentos o haciéndolo con más de dos integrantes por biciclos especialmente menores, extensivo a los motociclistas), tanto en cuanto a circulación (sentido del tránsito, respeto de semáforos, etc.), tanto al equipamiento del biciclo para circular por la calzada (luces reflectantes).-
Los ciclistas, motociclistas y automovilistas casi no han recibido
educación vial de ninguna clase, no comprenden que el conducir un vehículo por la calzada requiere conocer y respetar las reglas de transito más aun los más frágiles (peatones, ciclistas y motociclistas en ese orden).- Así como los motociclistas deben usar obligatoriamente casco (la mayoría no lo hace y generalmente no se lo obliga) los ciclistas también deberían utilizarlo por ser una medida de seguridad adecuada para preservar lesiones cerebrales por caídas.-
También es parte de la problemática vial la falta o insuficiencia de controles, ya que la población siente que se encuentra descuidado por parte de las autoridades municipales.- Las bicicletas y los peatones no son sujetos de control por parte de los agentes de tránsito.- Esta indiferencia refuerza en peatones y ciclistas de que las normas de tránsito no son para ellos y dicha circunstancia no los ayuda a internalizar el respeto por la normativa que hace a su seguridad.-
El tema del control de las motos es un punto claramente deficiente.- Su versatilidad y maniobrabilidad los hace difícil de controlar pero mucho se debe a que no se planifican los operativos, ya que se amontonan agentes y policías en el mismo lugar, en lugar de hacerlo en forma escalonada que permitiría dificultar el escape.-
Las motos incurren en infracciones regulares permanentes (conducta insegura, mayor cantidad de ocupantes que la permitida, no usan casco protector, no se detienen ante el semáforo en rojo, carecen de luces y de frenos en muchos casos, no respetan la prioridad peatonal y no señalizan con sus brazos las maniobras), siendo lugares preferidos
de los infractores las calles Pellegrini y Rivadavia, Combate de San Lorenzo y Sarmiento, la Plaza 25 de Mayo (inexplicable que se la utilice para circular y hacer piruetas y muchos más inexplicable que no se controle y tácitamente se lo admita por las autoridades) y el acceso Juan D. Perón donde se observa circulación de alta velocidad, picadas, circulación de planchado, etc.-
Una reflexión para quienes trasladan menores de edad en exceso
en bicicletas o motos.- Es una costumbre peligrosa que deberíamos desterrar, si bien entiendo aquellos que deben trasladarlos a la escuela, medico, etc. o no tienen con quien dejarlos.- Pero es lo que más queremos y los exponemos con una conducta peligrosa.-
Evitaríamos tal circunstancia si la Municipalidad tuviera un servicio de transporte concesionado (aunque sé que su rentabilidad puede llegar a ser dudosa) o analizar concienzudamente tener un servicio de transporte propio con un recorrido adecuado, no necesitando vehículos de excesivo porte y capacidad, hasta tanto se convierta en rentable su concesión.-
También los autos tienen lo suyo además de las altas velocidades o de las velocidades inadecuadas o del uso de unidades inadecuadas (sin luces o frenos), causantes de siniestros viales-
No tiene razón de ser controlar autos último modelo y dejar pasar libremente autos sin luces o en condiciones calamitosas, y no es discriminatorio sino de sentido común.-

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin