Qué dice la calle… Jueves 03 de Noviembre

La frase de hoy: “La discordia parece ser contagiosa”.

Ha sido la noticia de los últimos meses: La elección en Brasil, en las campañas previas hacía presumir que serán reñidas en cuanto a los números finales, en país que tiene más de 215 millones de habitantes.

Vvvvvv

En las elecciones primarias Lula, expresidente, sacó apenas 4 puntos de diferencia. En el balotaje del pasado domingo, las diferencias fueron aún menores. Jair Bolsonaro logró los 49,1 % de votos, lo cual lo deja fuera del gobierno para asumir la máxima autoridad en el próximo mes de enero.

Vvvvvv

Bolsonaro mantuvo silencio los primeros días y recibió la noticia diciendo que respetaría las Constitución. Habló apenas dos minutos mientras sus partidarios protestaban en las calles y cortaban las rutas. Los 50,9 % de votos conseguidos por Lula, pareció que no eran suficientes.

Vvvvvv

En los días previos hubo un debate entre los candidatos donde quien se mostró más tranquilo y dueño del mensaje más claro fue Lula. Bolsonaro se excedió en las acusaciones, haciendo referencia a los meses que su rival pasó en prisión en tanto que Lula repitió que su rival había demorado el tratamiento del Covid, por lo cual habían muerto muchas personas.

Vvvvvv

Las “acusaciones” contra Lula no habían sido no demasiado graves. Se ha dicho en estos días, que había recibido un departamento en una zona de verano, por parte de un empresario. La escritura no estaba a nombre del mandatario. En todo caso, su pecado no resultó demasiado grave y estuvo preso por ello. La apelación del cargo, terminó siendo descartada.

Vvvvvv

Ahora habrá que ver cómo se puede avanzar en los días por venir. Con semejante enfrentamiento entre líderes políticos que se ha extendido a los habitantes callejeros. La Calle reconoce que hay preocupación por la repetición entre postulantes al cargo. Recordemos el caso de Donald Trump en Estados Unidos. La transición cuando ganó Joe Biden, fue realmente traumática, que ahora parece estar en calma.

Vvvvvv

El clima de convivencia política en nuestro país tampoco es el mejor. La proximidad de las elecciones habrá de acelerar la pugna entre candidatos, olvidando que, enfrentados, todo será más fácil, pese a la gravedad de los problemas.

Vvvvvv

Tanto el oficialismo como la oposición parecen tener “al enemigo en casa”, según dicen los especialistas. Eso es mucho más complicado. Más allá de las diferencias, no hay que olvidar que todos somos hermanos. Hace casi 200 años José Hernández predijo que, “si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”. Hay que aprender de las enseñanzas de la historia. Sin embargo, parece que nos cuesta aprender,

Compartir en: