Press "Enter" to skip to content

Qué dice la calle… Jueves 16 de Diciembre

La frase de hoy: “Se nos pide mirar el paisaje con ojos de optimismo”.

EPI: Un grupo de alumnos del Jardín 906 “Mercedita”, de Mechita. Sueñan elevarse ayudados por los globos…

Es que realmente, el desaliento baja las defensas y contagia a quienes nos rodean. Cada uno hace lo que puede para seguir las indicaciones que tienen las mejores intenciones.

Vvvvvv

Los chicos y los abuelos, en ciclos distantes de la vida, en etapas distintas, se terminan pareciendo. En ambos casos, las lágrimas surgen con rapidez. Los extremos de la existencia se relacionan por ese medio. No tan extraño: los ancianos vuelven a ser chicos…

Vvvvvv

La foto de los chiquitos con los globos, corresponden a la fiesta de fin de curso de un Jardín de Infantes. Pasó en estos días. Son ocasiones en que las “Seño” se despiden de los alumnos y, en forma inevitable, surgen las lágrimas que impiden seguir hablando. Es el momento en que varios niños se acercan en forma espontánea a acompañar la emoción de la docente… Las distancias se acortan por el cariño…

Vvvvvv

Son buenos estos momentos. Es como un baño de agua bendita que nos hermana en esas circunstancias. Los jardines de infantes son etapas inolvidables en la vida de las personas; no se pierden ante el paso del tiempo.

Vvvvvv

Los abuelos, en el otro extremo de la vereda, también tienen lágrimas frente a muchas situaciones. No hay que confundir emoción con penas, aunque sean parientas cercanas… Hay penas por lo que ya no es, aunque se valore lo conseguido en el camino…

Vvvvvv

Las demás etapas de la vida escolar, con ser emotivas, no fácilmente caen en el llanto. Es como si con el crecimiento pasara de moda, expresar los sentimientos en esa forma. Seguramente, hay lágrimas que no se advierten… Eso se verá, por ejemplo, en la fiesta de los egresados que tendrá lugar este viernes.

XXXXXX

Kun Agûero tenía solo 15 años…Vivió la emoción del debut; hoy se está despidiendo

Hasta que esa noche del 5 de julio de 2003, un adolescente Sergio Agüero, pisó la cancha de Independiente por primera vez, Diego Maradona era el futbolista más joven en debutar en Primera división en el fútbol argentino. “Entra y divertite”, le dijo Oscar Ruggeri, el DT que se la jugó cuando el Kun tenía 15 años, un mes y tres días.
Pasaron poco más de 18 años y hoy el Kun Agüero puso final a su exitosa carrera por una cardiopatía que le impide seguir jugando de manera profesional.

Hasta ese momento, Maradona había sido el más joven de todos al debutar en Argentinos Juniors en octubre de 1976 a diez días de cumplir los 16 años. Ahora, en una despedida impensada, el Kun también respondió con lágrimas…

Compartir en: