Qué dice la calle… Jueves 19 de Enero

La frase de hoy: “Hay coincidencias en fechas, pero diferencia en el juicio por las muertes”.

La Calle se refiere a los casos del doctor Arturo Umberto Illia, expresidente de la Nación y del Fiscal Alberto Nisman, sin dejar de considerar la coincidencia entre las fechas del Fiscal y el asesinato del joven Fernando Baez Sosa.

Vvvvvv

El doctor Arturo Illia había nacido el 4 de agosto, de 1900 en Pergamino y murió en Córdoba, el 18-1-1983, es decir se están cumpliendo 40 años de su partida, dejando el mejor de los recuerdos. Y una consideración general de respeto.

Vvvvvv

Se lo llamó el apóstol de los pobres por su dedicación a ese sector social. Llegaba a los domicilios en sulky o a caballo y fue defensor de la tarea de la Constitución Nacional, virtud que se le reconoce más en estos momentos.

Vvvvvv

El doctor Arturo Illia fue elegido Presidente de la Nación entre el 12 de agosto de 1963 y el 28 de julio de 1966, cuando fue víctima de un golpe de Estado, de rigurosa vigencia en aquellos tiempos. Tal vez se lo castigó por su cuidado a las palomas de la plaza…

Vvvvvv

Ya alejado del gobierno mantuvo el nivel de humildad que fue norma en su vida. En su gestión en el país no había deudas con ningún organismo. Tampoco había desocupación. Es para preguntarse el porqué de su destitución. Está dentro de los interrogantes nacionales.

Vvvvvv

Otra muerte: Ayer se cumplieron 8 años de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Extraña coincidencia. En este hecho, aún persiste el misterio. Las pruebas acumuladas sostienen que se trató de un homicidio, aunque haya quienes sostienen que se suicidó, lo cual está comprobado.

Vvvvvv

Por esas cosas, en estos días se están por aplicar sanciones a quienes mataron al joven Fernando Báez Sosa. Para sus padres será un alivio a un dolor que los acompañará siempre. Todo parece tan claro que las condenas seguramente han de venir.

Vvvvvv

¿Qué se les dice a la madre, esposa e hijas de Nisman que también aguardan decisiones de la Justicia? Hay veces que parece que no todas las vidas tuvieran el mismo valor…

Vvvvvv

En el mismo tribunal donde se hizo el juicio por la muerte de José Luis Cabezas, asesinado en la zona de Pinamar el 25 de enero de 1997 se está llevando a cabo el del joven Sosa. Otra muerte cercana a otros casos. También por aquellos días se aseguró que serviría para que estas atrocidades no se repitieran. Esto mismo se está diciendo en estos días. “No olvidarse de Cabezas”.

Vvvvvv

Mucho dependerá de nosotros. Que no haya olvidados en el país; que la cuota de violencia pueda ir entrando en un mundo menos doloroso… Para no tener que secar más lágrimas.

Compartir en: